La San Silvestre Solidaria del colegio Montero de Almendralejo reunió a mil escolares

Todos los colegios menos Includes y dos invitados, de Aceuchal y Alange, participaron./G.C.
Todos los colegios menos Includes y dos invitados, de Aceuchal y Alange, participaron. / G.C.

Esta carrera, en la que participaron todas las escuelas del municipio y dos de fuera, permite recaudar la tercera parte de todos los alimentos en Navidad

GLORIA CASARESAlmendralejo

En Almendralejo no llega el ambiente navideño hasta que en el colegio Montero de Espinosa no se celebra la carrera San Silvestre Escolar Solidaria, una iniciativa cuyo éxito alcanzado ha sido tal que, en la VI edición, se llegó a un récord de participación. Más de mil escolares de todos los colegios de Almendralejo y de dos centros invitados, que llegaron desde la vecina localidad de Aceuchal y desde Alange, participaron en esta carrera solidaria.

La única ausencia fue la del colegio de educación especial Includes, que no pudo asistir este año porque ayer celebraba su portal viviente navideño, una coincidencia que se debe al cambio de fechas de la carrera como consecuencia de la amenaza de lluvias de las semanas anteriores.

Alumnos de todas las edades fueron llegando en la fría mañana de ayer al colegio organizador, precedidos por un banderín con el nombre del colegio de procedencia. Ataviados todos ellos con cajas de gallegas, pasta o leche, los niños, de todas las edades, saludaban al llegar al patio donde se fueron concentrando los colegios.

Plataforma

Antes los kilos de comida que iban donando se depositaban en una gran mesa, donde los voluntarios de las entidades de la Plataforma local del voluntariado, en la que se encuentra Cruz Roja Almendralejo o la Fundación San Juan de Dios, distribuían y seleccionaban según el tipo. Y es que la carrera es la excusa perfecta para recaudar comida para las familias necesitadas en Almendralejo y, a su vez, para concienciar a los pequeños de que es necesario ayudar a los demás.

La plataforma recaudó el año pasado más de la tercera parte de todos los alimentos logrados en las campañas navideñas en esta carrera escolar, que cada año organiza el mismo centro educativo, lo que hace una idea de su repercusión.

El director del colegio, Juan Luis Ortíz, destacó ayer el mensaje solidario que se logra con esta carrera, «que no es una prueba deportiva».

Convivencia

«Lo que pretendemos es que sea jornada de convivencia en la que todos los alumnos estén juntos al menos por unas horas y que participan de bailes, de un pequeño juramento».

Una convivencia que se inició con un baile colectivo en el patio del colegio, que sirvió para sacar las sonrisas de los niños en lo quizás fue el momento más divertido para los grupos de escolares. También sirvió para hacer un minuto de silencio por la joven fallecida en la localidad andaluza de El Campillo. Posteriormente llegó el momento de las carreras, dentro del centro para los más pequeños, y en las calles próximas para los más mayores. Y finalmente, los premios tras el avituallamiento.

Además, el director expresó su satisfacción por colaborar en recaudar esos alimentos, que luego son distribuidos por distintas asociaciones. «Estamos muy orgullosos de la dimensión que está tomando la actividad».

 

Fotos

Vídeos