Salvatierra se vuelca para ayudar al pequeño Carlos

Salvatierra se vuelca para ayudar al pequeño Carlos

Un gala que se celebrará este sábado recogerá fondos para este niño de 3 años que tiene una enfermedad rara

CELESTINO J. VINAGRE

Tres trabajadores de la piscina de Salvatierra, la localidad extremeña y la comarca de Sierra Suroeste. Todos unidos para ayudar al pequeño Carlos, de 3 años, un niño de Badajoz con una enfermedad catalogada como rara cuyo tratamiento requiere de numerosos recursos. Este sábado, en la plaza de España salvaterreña, se pone en marcha el proyecto 'Corazón solidario botijero' para ayudar a niños como Carlos. Una gala con actuaciones musicales, la recogida de tapones y la recaudación obtenida por la degustación de productos locales servirán para ese fin.

Carlos Rigote Vera padece tetraparesia espática severa, ceguera y síndrome de Lennox Gastaut, «enfermedad rara que consiste en la peor epilepsia que hay, de difícil control», dice José Manuel Menacho, uno de los promotores de Corazón Solidario Botijero. El niño pacense acude una vez al mes a Madrid para recibir tratamiento durante una semana. De un lado, es atendido en el hospital San Rafael, donde le ve un neumólogo y un facultativo de aparato digestivo, y de otra parte, recibe atención de un neurólogo en la clínica Antonio Barros.

El resto del tiempo recibe atención sanitaria en Badajoz. «Su vida es una constante entrada y salida del hospital. Vamos a intentar hacerle más fácil su vida», agrega Menacho. Pilar Nogales y Antonio Moriano son los otros dos jóvenes salvaterreños que impulsan esta iniciativa.

Durante este verano han realizado actividades culturales y formativas (cines de verano, baños nocturnos, formación primeros auxilios, concurso natación...). Con los fondos recaudados desarrollan 'Corazón Solidario Botijero'. «Buscamos concienciar a la población sobre el beneficio del reciclaje y ayuda social que podemos realizar. Colaboramos con la asociación sin ánimo de lucro Euexia Rural de Jerez de los Caballeros», indica. El colectivo jerezano se encarga de poner en marcha actividades en beneficio de personas con discapacidad.

Durante la tarde del sábado en la plaza de España salvaterreña se instalará un corazón de hierro con el propósito de recolectar tapones de plásticos que irán destinados a esa familia de Badajoz.

«Queremos que sea una tarde llena de magia, solidaridad y compromiso por parte de los salvaterreños y sus visitantes. Tendremos barra solidaria, café con dulces por un precio simbólico, bebidas, pulguitas, actuaciones, zumba, música en directo, y animación para disfrutar de un gran día. La recaudación de la barra será destinada para Euexia Rural, finaliza Menacho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos