La histórica Carla Antonelli en el acto de Olivenza

La Plaza de la Diversidad lleva al callejero oliventino la lucha por una sociedad igualitaria

La activista Carla Antonelli y José María Núñez Blanco, presidente de Fundación Triángulo de España, acudieron al acto

REDACCIÓN

El callejero oliventino cuenta desde el pasado sábado con la palabra diversidad entre sus odónimos; una iniciativa que viene a recordar que «al igual que la naturaleza, la sociedad es diversa y Olivenza es un lugar donde esto se visibiliza», como señaló el presidente de la asociación Limbo Cultura, Luis Ignacio González Franco, durante el acto de redenominación del Paseo de General Infante, ahora Plaza de la Diversidad.

En este acto, celebrado el pasado sábado y apadrinado por la reconocida activista trans Carla Antonelli y el presidente de Fundación Triángulo España, Jose María Núñez Blanco, además de descubrir la nueva placa identificativa de este espacio se dio a conocer la solicitud realizada a la Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Olivenza para que los pilares de la nueva plaza lleven los nombres de personas que son verdaderos pilares del activismo LGTB+.

Entre ellos se encuentran Jose Maria Núñez Blanco, presidente de Fundación Triángulo, y Carla Antonelli, a quienes se les hizo entrega de una réplica de las placas que en su día se colocarán en esta plaza; réplicas que, en forma de azulejo, entregaron las presidentas de Fundación Triángulo Extremadura, Silvia Tostado, y Extremadura Entiende, Pilar Milanés.

Tostado destacó la labor de Jose María Núñez porque «cuando era muy difícil» él fue capaz de posicionarse y gracias a personas como él «porque otras y otros fueron, nosotras y nosotros somos». Milanés apuntó que »el activismo demuestra que se pueden construir espacios seguros y esta es una prueba de ello« y referentes como Carla »ayudan a dar un paso al frente y luchar por los derechos de todas las mujeres«.

El acto concluyó con las intervenciones de ambas personas homenajeadas que, en el caso de Núñez tuvo unas cariñosas palabras hacia el presidente autonómico por su continuo y esencial apoyo y hacia todas las asociaciones del activismo LGTBI. Finalizó su intervención recordando que seguir trabajando es esencial para que este sea un país que «respeta a todas y cada una de las personas, que recoge los derechos humanos como parte de su ser, de su alma, y un país en el que cabemos todos y todas».

La reconocida activista tras y referente LGTB, Carla Antonelli, cerró el acto con una intervención en la que afirmó que «no volveremos a hincar la rodilla, no volveremos a bajar la cabeza ni la mirada, ni a pedir perdón por vivir» y pidió que cunda el ejemplo y España se llene de plazas de la diversidad, porque aquí tenemos que caber todos, todas y todes«.

Durante el acto, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, tuvo un recuerdo muy especial para quienes durante toda su vida tuvieron que «vivir a oscuras», en referencia a quienes tuvieron que esconderse para poder ser ellos mismos. La lucha continua por los derechos de todos y todas fue el segundo de los mensajes que el presidente extremeño quiso trasladar asegurando que «si alguien piensa que lo vamos a poner fácil, se equivoca».

El alcalde oliventino, Manuel J. González Andrade, quien descubrió la placa de la nueva plaza junto a Antonelli, aseguró que esta redenominación es «una declaración de intenciones de lo que somos y de lo que queremos seguir siendo […] en la lucha por la igualdad y por los derechos del colectivo LGTBI» y agradeció el trabajo continuo, «sin prisa, pero sin pausa», realizado por Limbo Cultura para «sembrar semillas de igualdad». La diputada de Igualdad y Juventud de la Diputación de Badajoz, Cristina Valadés Rodríguez, se sumó a ese agradecimiento y añadió que no se debe olvidar que «tenemos que educar, coeducar y reeducar»

Punto de encuentro

La visibilización como muestra de las diversas realidades existentes en nuestra sociedad llevó a la asociación oliventina Limbo Cultura a iniciar en el año 2016 una recogida de firmas para solicitar el cambio de nombre del Paseo de General Infante a Plaza de la Diversidad. La solicitud, en la que se implicaron más de 800 personas, iba acompañada de una petición para que el nombre del político liberal Facundo Infante Chávez no desaparezca del callejero.

La elección de este espacio estuvo motivada por distintas cuestiones, entre las que se encuentra el hecho de que el edificio que hoy alberga el Centro de Salud de Olivenza fue en otro tiempo un colegio al que se llegaba cruzando un 'largo' situado en la actual Plaza de la Diversidad. Atravesar ese lugar fue para algunos menores un verdadero calvario de insultos y ataques por su condición.

Desde 2017 ese pequeño parque se ha convertido en espacio para celebraciones y actividades relacionadas con el movimiento y el activismo LGTB+. Es, además, punto de encuentro intergeneracional, gracias a su pista de petanca y sus columpios infantiles, y una interesante muestra de biodiversidad. Ahora, con su redenominación se da un paso más para lograr una visibilización esencial en la lucha por una diversidad que quiere dejar patente que nuestras diferencias no pueden ser motivo de separación.