Placeat destaca los logros conseguidos cuando está cerca de su 50 cumpleaños

Francisco Valverde. :: a. solé/
Francisco Valverde. :: a. solé

REDACCIÓN

El presidente de Placeat, Francisco Valverde, asegura que uno de los mayores logros de los discapacitados intelectuales es «haber pasado de ser el subnormal a ser la persona con discapacidad» y afirma que, aunque «el avance es grande, no se puede usar el freno», informa Efe.

En rueda de prensa, Valverde ha subrayado que Placeat cumple este año 47 años, por lo que está muy cerca de sumar medio siglo de atención a las personas con discapacidad, de ahí que todas las actividades que realicen hasta entonces llevarán el lema de 'pórtico al cincuentenario de Placeat', para poner énfasis en que los avances deben continuar, pero también para resaltar los logros conseguidos en estos casi 50 años.

«Sobre todo si miramos atrás, al año 1972, donde la persona con discapacidad era un subnormal, no había instituciones públicas ni privadas que la atendiera y en muchas localidades rurales estaban ocultas y no tan visibles».Por lo que, según Valverde, se puede constatar el avance logrado.

Como el hecho, destacó ayer el presidente de Placeat, de que una usuaria de la entidad se haya incorporado estos días a su puesto de trabajo como ordenanza en una institución pública, así como la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) que permitirá votar a personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo.

Placeat, que atiende a 156 usuarios, mantiene desde el año 1999 un centro especial de empleo que actualmente cuenta con 19 personas con discapacidad dadas de alta. Por eso, Valverde alerta del «peligro que supone echar el freno en estas dinámicas sociales» y aclara que la inquietud constante de Placeat es tener presente que la atención y la promoción y el apoyo a la persona con discapacidad intelectual «tiene que ser para que formen parte activa de la sociedad, es decir, que sean ciudadanos de pleno derecho».

«No se puede parar en la dinámica de concienciar a la ciudadanía de que la persona con discapacidad tiene discapacidades en ciertos aspectos, pero también tiene otras capacidades que enriquecen a toda la sociedad», concluye el presidente de Placeat.