Más de 400 personas se esperan en la II Marcha Urbana por la Discapacidad

Imagen de la pasada edición de la Marcha Urbana por la Discapacidad./Ampex
Imagen de la pasada edición de la Marcha Urbana por la Discapacidad. / Ampex

La cita tendrá lugar este lunes 3 de diciembre en Moraleja, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

REDACCIÓN

Alumnos del Centro de Formación del Medio Rural, del Instituto Jálama, de los colegios Joaquín Ballesteros, Cervantes y Virgen de la Vega y las asociaciones Aspace y Axpay se han sumado a la llamada de Mensajeros de la Paz Extremadura para participar en la II Marcha Urbana por la Discapacidad, que este año avanza bajo el lema 'Coloreamos el mundo por la Igualdad'. La cita tendrá lugar el lunes, 3 de diciembre, fecha en la que se celebra, desde 1992, el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

La cita del día 3 de diciembre, que ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de Moraleja, espera reunir en las calles de la localidad a más de 400 personas que acompañarán en su jornada lúcido-reivindicativa a los usuarios del Centro Ocupacional de la localidad y a residentes del Centro Residencial y Familiar de Nuñomoral, ambos gestionados por Mensajeros de la Paz Extremadura.

Itinerario

La II Marcha Urbana comenzará en el Centro Ocupacional (Plz./ Duque de Ahumada) y finalizará en la plaza de la Encomienda con la lectura de un manifiesto a cargo de Fátima Ramada, usuaria de Mensajeros de la Paz Extremadura. Representantes de los colegios y asociaciones participantes leerán también mensajes alusivos a la jornada.

«Trabajar con personas con discapacidad –declara Mercedes Murias, presidenta de Mensajeros de la Paz Extremadura– es luchar, en muchas ocasiones, para combatir su invisibilidad, una invisibilidad que se acentúa cuando la población discapacitada reside en el mundo rural».

Para Murias, «con este tipo de acciones pretendemos dar una mayor visibilidad a las personas con discapacidad porque si bien hemos avanzado mucho en derechos y atención en los últimos años, aún queda camino por recorrer para alcanzar la normalización de la diferencia. Si falta un color, no existe el arcoíris», reflexiona la presidenta.

 

Fotos

Vídeos