La nueva directora del Asilo de Mérida pide más ayudas para la atención de los residentes

La Madre María Bravo, en una de las salas del Asilo. :: Brígido/
La Madre María Bravo, en una de las salas del Asilo. :: Brígido

El centro cuenta con 125 personas ancianas, 47 trabajadores y siete hermanas responsables de los diferentes departamentos

MARÍA BLANCOMÉRIDA.

Hace tres meses que a la Madre María Bravo la nombraron directora del Asilo de Ancianos Santa Teresa Jornet de Mérida.

Para ella, este nuevo cargo supone «una responsabilidad más y una preocupación por los mayores», además de ser su prioridad la asistencia al anciano y la mejora de la residencia.

Este centro cuenta con 125 residentes, de los cuales, según la directora, cerca «del 60% es muy dependiente». Además, está gestionado por 47 trabajadores, un grupo de voluntarios y siete hermanas responsables de los diferentes departamentos, sección de mujeres, de hombres, cocina, entre otros.

Según explica la religiosa, el motivo principal por el que los ancianos vienen a residir en este centro, es la imposibilidad de las familias para compaginar la vida laboral y el cuidado de sus mayores. «En una casa dónde se nota que hay mucho cariño, a veces las familias no atienden a sus personas mayores por cuestiones de trabajo. Estas personas necesitan cuidados desde por la mañana hasta por la noche y el abuelo no puede estar todo el día en casa solo. Yo veo que hay cercanía al anciano y si lo traen es por una cuestión de necesidad», comenta la religiosa.

También residen personas que estaban abandonadas en la calle, que no tienen familia y reciben una mínima pensión no contributiva.

En cuanto a la residencia, Sor María pretende hacer mejoras de las instalaciones y adaptarlas para su certificación a la Ley de Dependencia, así como tener mejores condiciones en los dormitorios, baños, renovar el mobiliario y algún que otro detalle. Asimismo, recalcó que desde hace un tiempo no reciben subvenciones de la Junta.

Una de las peticiones ha sido el poder trasladar a una veintena de ancianos en uno de los días de Feria al recinto ferial para que puedan disfrutar de las actuaciones que se celebran en la caseta municipal, preferiblemente en el Día del Mayor, a lo que el alcalde, que ayer visitó el centro, se ha comprometido para que se lleve a efecto.

Temas

Mérida