La XI Marcha por la Diversidad de Down Zafra congrega a unas 400 personas

Marcha solidaria de Down Zafra./I. C.
Marcha solidaria de Down Zafra. / I. C.

Otro proyecto de pulseras solidarias, también con motivo del 21 de marzo, recauda dinero para un proyecto de Fundación Asmi

IRINA CORTÉSZafra

El pasado 21 de marzo se celebró el Día Internacional del Síndrome de Down y que busca acabar con los estereotipos y prejuicios.

Esta XI Marcha por la diversidad,organizada por Down Zafra, comenzó en la plaza de España a las 10.00h de la mañana con la concentración de participantes. Más de 400 jóvenes y simpatizantes de la causa, según la organización, se reunieron. Entre los participantes se encontraban chicos y chicas de distintos centros educativos, asociaciones de discapacidad, escuelas profesionales y ciudadanos.

La marcha transcurrió desde Plaza España, la Avenida Antonio Chacón, carretera Badajoz-Granada, recinto ferial y llegar al pabellón Central de Zafra, en un ambiente lúdico y portando pancartas hechas a mano.

Una vez en el recinto ferial se presentaron las actividades lúdicas y una comida de convivencia como broche final a la fiesta de la diversidad.

 

Otro proyecto de pulseras solidarias

Encuadrada en esta celebración del Síndrome de Down se ha realizado otra nueva acción solidaria de la mano de la iniciativa del centro Manuel Marín.

Coro Casimiro es madre de Berta, una niña de 7 años con síndrome de Down

«Cuando en el cole me dijeron que iban a salir en la marcha de la asociación Down decidí regalarles unas camisetas para que fueran iguales todos los compañeros, una de las madres quiso comprar las camisetas para colaborar. Les expliqué que no porque quería hacerles yo el regalo y me explicaron que querían donar el dinero a alguna asociación solidaria. Al final, con el AMPA, lo que decidimos fue diseñar unas pulseras y ponerlas a la venta por un euro», indica Coro.

Estas pulseras solidarias se venden en horario de entrada y salida del centro a las 9.00 y a las 14.00h.

Los promotores se han visto gratamente sorprendidos pues ya se han vendido las 400 pulseras que se encargaron, por lo que han decidido poner a la venta 500 pulseras más.

Ese dinero se donará a Fundación Asmi, Berta acude allí, para apoyar su recaudación de fondos y realizar una sala multisensorial para estimular a sus usuarios.

Berta acude a la marcha con su camiseta y pulsera, como el resto de sus compañeros.

Berta su madre Coro y su hermana antes de empezar la marcha en la que participaron con su colegio.
Berta su madre Coro y su hermana antes de empezar la marcha en la que participaron con su colegio. / I. C.

«Nadie, ni sus compañeros ni ella se ven diferentes», explica Coro que cuenta que su experiencia con su maternidad ha sido muy buena.

«Me ha encantado de que haya sido Down, tanto mi marido, su hermana melliza y yo hemos aprendido mucho y creo que nos ha dado unos valores que de otra forma no tendríamos, además nos permite celebrar los pequeños detalles bastante más», añade.