Manos Unidas Cáceres quiere recaudar 47.000 euros para un proyecto por la paz en Sudán del Sur

Carmen Maura, de Manos Unidas, y Diego Zambrano, vicario. :: j. rey/
Carmen Maura, de Manos Unidas, y Diego Zambrano, vicario. :: j. rey

La Delegación de la oenegé en Cáceres presentará hoy su campaña anual, centrada en la pobreza de la mujer en el mundo

REDACCIÓN

Manos Unidas Cáceres espera recaudar 47.000 euros que irán destinados a un proyecto de paz y de reinserción social que la oenegé ha programado en Sudán del Sur.

Este domingo se llevará a cabo una colecta especial en las parroquias de la diócesis. Hoy mismo, el aula de cultura de Clavellina acogerá a las 19.30 horas la presentación de la nueva campaña que comienza un trienio «promoviendo derechos con hechos» cuyo lema es «creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas», informa Efe.

El viernes 8, día del ayuno voluntario, en el Quiosco de la Música se dará la lectura del manifiesto de la campaña y el encendido de velas, a partir de las 19:00 horas. También habrá juegos infantiles.

El vicario general de la diócesis, Diego Zambrano, junto a la presidenta delegada de Manos Unidas en Cáceres, Carmen Muro, destaca el papel de la mujer en la campaña de este año. El cartel oficial «invita a fijar nuestra mirada en la mujer de otros países, en la mujer del siglo XXI, ni independiente, ni segura, ni con voz». «Una de cada tres mujeres de hoy no es como nosotros imaginamos», sostiene, por su parte, Carmen Muro.

A su juicio, a lo largo de estos años «hemos visto que la mujer es el principal motor de desarrollo y el eje transversal en todos los proyectos de desarrollo que estamos realizando en los países empobrecidos del mundo, son las más vulnerables».

En 2019 el proyecto que financiará Manos Unidas en Cáceres irá destinado al suroeste de Sudán del Sur, en el estado de Gbudue, cuya capital es Yambio, para beneficiar directamente a 1.500 personas.

Se enmarca dentro de un programa para «fomentar la coexistencia pacífica y la resolución de conflictos, así como aliviar los traumas generados por los enfrentamientos étnicos y favorecer la reinserción social de los rebeldes armados, entre los que hay menores de edad», analiza Muro.

Así, se pretende impartir cursos de formación, seminarios, campañas escolares y fortalecer comités de paz comunitarios en una zona que ha sufrido varios conflictos.

 

Fotos

Vídeos