La Junta mejorará la accesibilidad y seguridad en la residencia El Prado de Mérida

Residencia de mayores El Prado, junto a la estación de autobuses./Brígido
Residencia de mayores El Prado, junto a la estación de autobuses. / Brígido

Sanidad pone en marcha un concurso para redactar el proyecto de una reforma que contará con un máximo de 1,35 millones de euros

JUAN SORIANOMérida

La Junta de Extremadura mejorará de las condiciones de accesibilidad, seguridad y eficiencia energética de la residencia de mayores El Prado, situada junto a la estación de autobuses.

La Consejería de Sanidad y Políticas Sociales ha convocado un concurso para la redacción del proyecto de mejora de la residencia emeritense. En este contrato se establece que el coste total de las obras en El Prado no podrá exceder de 1.385.000 euros. Esa cifra incluye gastos generales, beneficio industrial e IVA.

Tal como recoge el pliego de condiciones, el edificio, construido en 1979, necesita una intervención para asegurar el normal funcionamiento de los servicios básicos, corregir elementos que presentan deterioros importantes y mejorar las condiciones de habitabilidad y seguridad.

Con ese fin, se plantea una actuación integral en el edificio, que cuenta con una superficie construida de más de 18.000 metros cuadrados repartidos en planta sótano, planta baja y cinco plantas sobre rasante.

Una de las cuestiones que deberá incluir el proyecto de ejecución será la renovación de todas las habitaciones. En concreto, se reformarán los baños y se revisará la anchura de las puertas de acceso para comprobar que cumplen las condiciones exigidas. En este caso, se prestará especial atención a las plantas primera y segunda, donde se da servicio a personas que cuentan con problemas de movilidad y a encamados. El pliego recoge expresamente que la situación actual de estas instalaciones es muy precaria.

Asimismo, se propone la sustitución de tres de los cuatro ascensores existentes. Son de los años 80 y, debido a su uso las 24 horas, sufren averías frecuentes, con cada vez más dificultades para encontrar piezas de repuesto. Además, el consumo eléctrico es elevado. Por eso, el objetivo es contar con nuevos elevadores, más rápidos y eficientes, y con unas cabinas con mayor capacidad.

En materia de ahorro energético, se plantea la renovación de las ventanas de la planta cuarta, así como parte de las plantas baja, primera y segunda. Estas zonas no fueron mejoradas en una actuación anterior. Asimismo, se reformará parte del tejado y será necesario hacer un estudio de mejora de la cubierta principal y de la cámara envolvente del edificio.

También contribuirá a mejorar la eficiencia la sustitución de las actuales luminarias fluorescentes por equivalentes tipo led, tanto en las habitaciones como en las zonas comunes. La propuesta inicial contiene la renovación de 500 elementos interiores. Con esto se pretende reducir costes de energía y mejorar la visibilidad de unos espacios que coinciden además con las rutas de evacuación en casos de emergencia.

La mejora de la iluminación también afecta al exterior con la instalación de unas veinte farolas tipo led para aumentar la visibilidad. Asimismo, se plantea utilizar la cubierta y el jardín para instalar placas solares destinadas a producción de agua caliente y de energía eléctrica.

Otra de las novedades que se plantea es la instalación de aire acondicionado. Actualmente sólo está climatizada la planta quinta, que es la más alta y por tanto la más expuesta al calor. El resto del edificio dispone de máquinas tipo split distribuidas de forma puntual. Por ese motivo, se solicita un estudio completo para analizar las potencias térmicas y eléctricas requeridas para nuevas máquinas en habitaciones y zonas comunes.

Respecto a la calefacción, el pliego propone dejar de utilizar gasóleo por gas natural. Esto implica la sustitución de las calderas, que tienen escaso rendimiento y signos de corrosión, y la inutilización del depósito principal. Además, se aprovechará para adaptar la sala de calderas actual con una reforma eléctrica, ventilación, instalación de detectores de fugas de gas y posible reparación de la chimenea general.

Se requiere además un estudio detallado de la red de distribución de agua caliente a los radiadores, por si fuera necesario la sustitución de los elementos de la instalación dañados por corrosión. Y se propone estudiar un sistema de retorno de la red de agua caliente sanitaria.

Estas medidas de renovación llegarán a la cocina, que pasará de propano a gas natural. Eso obliga a adecuar una nueva acometida y reformar la instalación interior, aunque en parte ya ha sido adaptada recientemente. El pliego incluye asimismo un estudio de la sustitución de los equipos eléctricos de la lavandería por maquinaria alimentada por gas natural para descargar la instalación de potencia punta. En este apartado se contempla la sustitución de una lavadora.

Seguridad y protección

El contrato contempla la revisión de todos los elementos de señalización, detección y extinción de incendios, así como la sectorización con puertas cortafuego y otros mecanismos para adaptarlos a la normativa actual. También se incluye la revisión de la escalera de emergencia y de los equipos de protección y la ampliación de las zonas de la central de incendios.

En el apartado de seguridad también se solicita la revisión del muro colindante con la avenida de la Hispanidad, ya que se encuentra bastante deteriorado y existe peligro de desplome. Sanidad contempla la posibilidad de adecuar nuevos accesos a la residencia, así como entradas diferenciadas para vehículos (visitas por un lado y mercancías por otro). También pide resolver el control de acceso al edificio y la ordenación de los aparcamientos interiores.

Por último, el proyecto incluirá la revisión de la instalación eléctrica, tanto el centro de transformación en alta tensión como la red interna de distribución en baja tensión. Todas estas cuestiones deberán ser definidas en la fase de redacción.

 

Fotos

Vídeos