Una hucha para ayudar a Juanjo

De izquierda a derecha, Esperanza Corchero, impulsora de la iniciativa; Luis David Merino, camarero del bar 'El Patio'; y Juan José Domínguez junto a María Mercedes Muñoz y su hijo Román. :: l. cordero/
De izquierda a derecha, Esperanza Corchero, impulsora de la iniciativa; Luis David Merino, camarero del bar 'El Patio'; y Juan José Domínguez junto a María Mercedes Muñoz y su hijo Román. :: l. cordero

Una vecina de la avenida de la Bondad inicia una campaña de recaudación de fondos a favor de la pareja cuya casa ardió la semana pasada en Pinilla

MARÍA JOSÉ TORREJÓN

El mensaje ha corrido como la pólvora por los grupos de whatsapp. «Hola a todos. Espero que leáis estos párrafos hasta el final porque es por una buena causa. El pasado jueves, día 25 de abril, en la zona de Pinilla se quemó una vivienda por completo. Juanjo tiene un niño de tres años con parálisis cerebral. No digo esto para dar lástima. Es la realidad y espero que no siente mal a nadie porque precisamente se pide ayuda a causa de este motivo», reza el texto.

«Juanjo trabaja de camarero en el bar 'El Patio' -situado en la avenida de la Bondad-. Su mujer no puede trabajar porque tiene que cuidar de su hijo 24 horas al día. Tiene un sueldo normal como la mayoría. En el momento del incendio la vivienda no tenía seguro por no poder afrontar ese pago, al igual que otros muchos pagos porque las cosas que necesita el niño son muy caras y para esos padres, que por cierto son muy jóvenes, lo primero es su hijo», prosigue el mensaje. Las llamas se llevaron por delante la silla especial que usa Román, el hijo de Juan José Domínguez y María Mercedes Muñoz, valorada en 700 euros.

Detrás de este mensaje está Esperanza Corchado, vecina de la avenida de la Bondad y clienta del bar 'El Patio'. Confiesa que no ha podido quedarse de brazos cruzados al ver la situación por la que atraviesa Juan José. Por eso se puso manos a la obra. Redactó el texto. El lunes por la tarde lo colgó en Facebook y lo difundió entre sus contactos de whatsapp. Y el martes por la mañana llevó a 'El Patio' una hucha, donde todo el que lo desee puede hacer llegar su donativo. «Pensé que tenía que echar una mano como fuera», indica la mujer. Parece que el llamamiento está funcionando. «Cuando traje la hucha al bar, Juanjo se me echó a llorar», apunta Esperanza.

El dinero recaudado, tal y como se indica en el mensaje, será para ayudar a la pareja a cubrir los gastos más inmediatos y, principalmente, para sufragar la nueva silla que ya han encargado para su hijo, además de ropa. Tras el incendio, Juan José, María Mercedes y el pequeño Román han tenido que instalarse en casa de los padres de él por el mal estado en el que quedó su vivienda.

«Hay muchas personas que no me conocen y están colaborando. Siempre piensas que la gente va a lo suyo, pero ahora me doy cuenta de que no es así. Estoy muy sorprendido», asegura Juanjo. La cosa no queda aquí porque mañana, viernes, un grupo de empresarios vinculados a la construcción se reunirá en el bar y aunará esfuerzos para rehabilitar el piso quemado de Pinilla.