Los hombres cobran más que las mujeres, también en las oenegés

Centro de Cáritas Cáceres./HOY
Centro de Cáritas Cáceres. / HOY

Lo revela un informe de la Fundación Paz y Solidaridad Gregorio Morán de CCOO

EFECáceres

La diferencia salarial entre hombres y mujeres está también presente en los trabajadores de las alrededor de 250 oenegés de cooperación internacional al desarrollo en Extremadura, según un informe de la Fundación Paz y Solidaridad Gregorio Morán de CC OO en la región.

Según ha explicado la presidenta de la fundación y secretaria regional de Cooperación y Empleo del sindicato, Ana Isabel González, aunque la formación es algo superior en las mujeres, los hombres se sitúan en un tramo salarial mayor, algo que sucede tanto en las estructuras de dirección como en los equipos técnicos de las oenegés.

«Existe brecha salarial, pasa de manera generalizada, no es justificable, pero es una muestra más de lo que está pasando», ha señalado González, quien junto al director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aexcid), Ángel Calle, abrió un encuentro de trabajo de diecisiete oenegés en la sede de CC OO en Cáceres. La jornada se enmarca dentro del proyecto Red Solidaridad de la fundación y pretende valorar los resultados del último estudio sobre Recursos Humanos en estas organizaciones y constituir un espacio de encuentro, intercambio y trabajo conjunto entre quienes participan en el evento.

Igualdad

«Si estamos trabajando por la igualdad de los derechos laborales con la fundación en otros países del mundo, debemos tener la autoridad ética de empezar nosotras primero», ha expuesto por su parte Calle, para quien la Aexcid está «forzando e incentivando todos los días» acabar con la brecha.

Además, el responsable de Aexcid ha explicado que a lo largo de la legislatura ha habido una «reconstrucción y un fortalecimiento» de la política social que representan estas oenegés. Así, dijo que se han pasado, con financiación pública de la agencia, de 15 a 210 empleos en 2019 en este sector de la cooperación, que en la anterior legislatura se había destruido por reducir -dijo- un 40% el presupuesto y la «parálisis administrativa con proyectos de cinco años de antigüedad no pagados».