El Grupo Social ONCE firmó 79 contratos indefinidos en 2020 en Extremadura

El grupo integra las actividades de ONCE, Fundación ONCE e Ilunion

REDACCIÓN

El Grupo Social ONCE ha firmado 79 contratos indefinidos en 2020 en Extremadura de un total de 3.433 en todas las provincias españolas y ha mantenido su cobertura social el pasado año, a pesar de la situación generada por la pandemia de la covid-19, con una inversión social global superior a los 228 millones de euros.

Se trata de la principal conclusión del Informe de Valor Compartido del Grupo Social ONCE 2020, que agrupa las actividades de ONCE, Fundación ONCE e Ilunion, y en el que su presidente, Miguel Carballeda, destaca que no han «cejado en el empeño de llegar a donde les ha sido posible para poner su granito de arena y superar la realidad de la covid sin dejar atrás a las personas con más dificultades, muchas de ellas con discapacidad y otras muchas a quienes la pandemia les ha generado esa realidad».

«Nos hemos centrado en seguir dando confianza y seguridad a nuestra plantilla con la conversión en indefinidos de 3.433 contratos dentro del Grupo Social ONCE, una demostración de que para nosotros el empleo, y sobre todo el empleo de calidad, es un objetivo, un fin en sí mismo, una necesidad de seguir generando oportunidades de vida«, apostilla Carballeda, en este informe que ha sido presentado este martes en Badajoz por el delegado territorial de la ONCE en Extremadura, Fernando Iglesias, y el presidente del Consejo Territorial, Venancio Ortiz.

El Informe indica que, en su conjunto, el Grupo Social ONCE mantuvo la cobertura integral para las 71.009 personas ciegas afiliadas a la organización -incluidas las 2.139 que se incorporaron en 2020 de las que 80 son extremeñas-, así como su labor a través de Fundación ONCE con el resto de personas con discapacidad.

Igualmente, intensificó su labor con 14.000 ciegos mayores de 65 años que viven solos, a los que se dedicó 300.000 llamadas telefónicas en tres meses de confinamiento para poder contactar con ellos y cubrir cualquier tipo de necesidad generada por la pandemia, directamente o a través del voluntariado, que también creció «notablemente».

A pesar de la realidad, el Grupo Social ONCE ha explicado en nota de prensa que cerró 2020 manteniendo 69.973 trabajadores, que supone «una de cada 279 personas con empleo en España» y que «le convierte en el cuarto empleador a nivel estatal«. De este total, 1.613 desarrollan su trabajo en Extremadura, ha señalado, junto con que de la plantilla total, 40.482 personas tienen algún tipo de discapacidad (un 57,9 por ciento) y 29.809 son mujeres (42,6 por ciento).

También se ha cerrado el ejercicio con la conversión en indefinidos de 3.433 contratos dentro del Grupo Social ONCE, de los cuales 857 son vendedores de los productos de lotería de la organización y 2.576 pertenecen a Ilunion. En el caso de la región extremeña accedieron a un contrato fijo 33 agentes vendedores, 1 administrativo y 45 compañeros de Ilunion.

Además, el Grupo Social ONCE logró el pasado año sacar de la inactividad a un total de 8.887 personas con discapacidad, 461 en Extremadura, que encontraron un empleo dentro o fuera de la organización -con la intermediación de Fundación ONCE-, lo que significa que, en los últimos diez años, se han impulsado 81.237 puestos de trabajo, a un ritmo de más de 22 empleos diarios generados en la última década «para quienes más lo necesitan»