Un grupo de mujeres se reúne al aire libre para trabajar el refuerzo de la autoestima en Villanueva

Participantes en la actividad, en la plaza de Salamanca. :: S.G./
Participantes en la actividad, en la plaza de Salamanca. :: S.G.

SOLEDAD GÓMEZ

Un total de 20 mujeres han participado en la tertulia-café denominada 'Entre nosotras' que ha tenido lugar en la plaza de Salamanca de Villanueva de la Serena. Se trata de una de las actividades enmarcadas dentro del eje de igualdad del programa Barrios Activos que se está llevando a cabo desde el Ayuntamiento. Uno de los objetivos de la actividad ha sido el de analizar y reforzar la autoestima de las asistentes. El encuentro comenzó con un desayuno saludable para crear un ambiente distendido y de confianza entre las asistentes y la encargada de impartir la jornada, la psicóloga Isabel Arrighi. A continuación, se desarrollaron distintas dinámicas grupales con el fin de que cada una «pudiera detectar si su autoestima está dañada y quién o qué puede estar siendo responsable de ello», asegura Arrighi.

La mayoría de las asistentes son mujeres que están siendo tratadas de distintas adicciones o de etnia gitana. En este último caso, la cultura patriarcal que les caracteriza, dice la psicóloga, «hace que tengan asumido un rol de madre y esposa sacrificada por los demás que hay que cambiar trabajando el tema de la igualdad de una forma trasversal». Por lo general, muchas mujeres tienen a comportarse «primero como les gusta sus padres, luego a sus parejas y después a sus hijos», añade. Pero además, esa actitud no solo les perjudica a ellas, añade la psicóloga, sino también a sus hijos «ya que es un perfil que les estamos transmitiendo y que van a interiorizar». Isabel Arrighi comenta que, algo que llama la atención «y que reafirma la falta de autoestima de estas mujeres», es el hecho de que tras analizar estos perfiles y las distintas situaciones de desigualdad y de infravaloración ninguna manifestó no sentirse identificada. Por otro lado, se abrió un turno de preguntas en el que algunas mujeres con cuadro de adicciones manifestaron una baja autoestima «por el continuo recuerdo de este hecho por parte de la propia familia», cuenta. En este caso, Arrighi aconsejó no permitir las relaciones tóxicas «que a veces pueden venir no solo de la pareja, sino también de padres o hermanos, sin intención de dañar, pero que no permiten una evolución».