https://static.hoy.es/solidario/menu/img/solidario-extremadura-solidaria-desktop.jpg

Jóvenes en un aula de un colegio pacense recibiendo la formación / hoy

Las visitas de escolares al Museo de la Catedral de Badajoz no paran en pandemia

El planteamiento actual con las restriciones es el de las visitas online desde las aulas educativas

REDACCIÓN

El Museo de la Catedral abrió sus puertas en diciembre del año 2019 después de que su remodelación se prolongara durante dos años y medio. Unas obras de restructuración en la que colaboraron entidades como CaixaBank, a través de la aportación económica de Fundacion la Caixa, el Ayuntamiento de Badajoz y la Junta de Extremadura, entre otras.

Desde entonces, grupos escolares de diversos niveles han solicitado realizar visitas acompañados por profesores de diversas disciplinas. Y es que la riqueza patrimonial presente en la Catedral, y en su Museo, incluye una importante cantidad de recursos para conectar los elementos históricos, artísticos y religiosos del currículo de todas las etapas educativas.

La experiencia siempre ha sido muy satisfactoria para alumnos y docentes al diseñarse las visitas adaptadas a las características de cada uno de los grupos, según informan desde el Museo pacense. Sin embargo, la irrupción de la pandemia en nuestras vidas acabó con la posibilidad de estas visitas presenciales. Desde la institución se adaptaron a la nueva situación; diseñaron un formato de visita al Museo que pueda realizarse desde la propia aula educativo.

«El planteamiento es una conexión en directo, 'online', con los guías de la Catedral», explicaba al diario HOY el director del museo, Juan Román, el pasado mes de mayo. Esa idea permite que los alumnos entran en contacto directo e interactúan con el personal del Museo que les van conduciendo por un recorrido especial, adaptado a los objetivos que se persiguen, acordado en función de las prioridades de los profesores de los centros educativos extremeños.

«Se les muestran espacios y piezas concretas de una forma rigurosa pero entretenida, en la que se incluyen pequeñas dramatizaciones previamente realizadas en el Museo, proyecciones audiovisuales y actividades para que los alumnos desde su propia aula acompañados por los profesores».

«La Catedral no solo es un edificio, sino una institución singular en permanente y estrecha relación con la ciudad», señala la institución. Si, además, se tiene en cuenta que se sitúa sobre una ciudad musulmana del siglo IX, de la que quedan restos arqueológicos en el propio Museo, el abanico temporal abre un sinfín de posibilidades para descubrir contenidos dinámicos relativos a la historia, el patrimonio y la fe de la sociedad pacense.

«La vista al Museo desde el aula es un modo de acercar el museo a los escolares, ante la situación de restricciones en la que nos encontramos, pero deseamos que sea una forma nueva de conexión inicial con la riqueza del Museo, destinada a perdurar tras el tiempo de pandemia y que pueda suscitar un interés posterior para realizar visitas presenciales, que aportarían una riqueza aún mayor», señalan. Se espera que el próximo curso continúen estas visitas, que se harán en centros escolares de zonas en riesgo de exclusión, informan desde Caixabank.

Etapas educativas

El material didáctico está enfocado para las diversas etapas educativas. Su variedad y versatilidad de contenidos permiten visitas conectadas en Primaria con las áreas de Ciencias sociales, Educación artística y Religión.

Así, los cursos cuarto, quinto y sexto de esta etapa pueden complementar su aprendizaje de la asignatura de Historia con alguna visita al Museo de la Catedral orientada en esta dirección, según informan desde la propia institución.

Dentro de la educación artística, se busca que el alumno adquiera competencias plásticas y musicales que permita al alumno tanto el disfrute del patrimonio cultural y artístico de nuestra Comunidad y para fomentar el aprendizaje es conveniente conocer las obras de arte que se exponen en este museo. Del mismo modo, desde el punto de vista de la religión también pueden concertarse estas visitas al Museo.

Del mismo modo, en la Educación Secundaria la materia de Geografía e Historia, las relacionadas con la Educación plástica, visual y audiovisual y la de Religión también justifican la visita al museo, que permite al alumno reforzar su aprendizaje en relación a contenidos propios del currículo de estas materias.

Entre los objetivos generales de la etapa del Bachillerato, también, está la de conocer y valorar críticamente los antecedentes históricos del mundo contemporáneo. Pese a que existan diferentes modalidades de estudios, es conveniente acercarse mínimamente a los contenidos histórico y artísticos que ofrece el Museo de la Catedral para conocer, desde ellos, una parte muy significativa de nuestro patrimonio cercano.

Desde el Museo de la Catedral de Badajoz recuerdan que «la visita al Museo que se realiza desde un centro escolar no es una mera salida de ocio para recrear la mirada en cosas del pasado, sino una situación de aprendizaje no formal que requiere de un trabajo previo en el aula por parte del profesor, de preparación, motivación e información para sacar el máximo provecho a la actividad y que aporta a los alumnos una riqueza particular».