https://static.hoy.es/solidario/menu/img/solidario-extremadura-solidaria-desktop.jpg

Fundación 'la Caixa' y CaixaBank impulsan varios proyectos sociales.

COMPROMISO SOCIAL. La primera convocatoria del programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales atenderá a más de 50.000 personas

Dos proyectos relacionados con iniciativas sociales en Badajoz reciben 25.000 euros

ESTHER BENÍTEZ Badajoz

La Fundación 'la Caixa' ha asignado un importe de 28.110 euros a dos proyectos para mejorar la atención al envejecimiento, la discapacidad y la enfermedad que beneficiarán en conjunto a 200 personas en Badajoz. En total, en todo el territorio español, se destinarán de 4,5 millones de euros a un total de 216 proyectos para mejorar la atención al envejecimiento, la discapacidad y la enfermedad, que beneficiarán en conjunto a más de 50.000 personas.

Este 2021, a través de la convocatoria de 'Promoción de la autonomía personal y atención al envejecimiento, a la discapacidad y a la enfermedad', se han escogido proyectos enfocados al acompañamiento de las personas dependientes, con discapacidad o enfermedad, especialmente tras su aislamiento derivado de la pandemia, y a la atención psicológica de las personas afectadas por el Covid-19.

En este sentido, el ámbito de actuación en el que más proyectos se han seleccionado, un 66% del total, es el de la discapacidad o salud mental, donde se enmarcan las iniciativas de atención psicológica a este colectivo a raíz de la pandemia, entre otras.

Los criterios de valoración y selección de proyectos han girado en torno a la capacidad de la entidad, viabilidad y planificación del proyecto, así como la alineación del proyecto, sus objetivos y acciones con las líneas prioritarias de la convocatoria además del impacto esperado en las personas destinatarias.

Compromiso social

El presidente de la Fundación 'la Caixa', Isidro Fainé, ha destacado que, a través del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales, se refleja «el compromiso de la Fundación 'la Caixa' con la sociedad, así como con el trabajo de las entidades sociales, al tiempo que supone una respuesta a la brecha económica y social ocasionada por la crisis sanitaria del Covid-19, especialmente entre las personas más vulnerables».

La convocatoria de 'Promoción de la autonomía personal y atención al envejecimiento, a la discapacidad y a la enfermedad' es la primera resuelta en 2021 en el marco del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales. El programa, mediante otras convocatorias, también apoya la lucha contra la pobreza infantil y la exclusión social, la inserción sociolaboral, viviendas para la inclusión social, la promoción de la interculturalidad y la acción social en el ámbito rural.

Personas mayores

El ámbito de actuación de personas mayores y retos derivados del envejecimiento tiene por objetivo seleccionar iniciativas que favorezcan principalmente la autonomía personal; la calidad de vida de estas personas en situación de vulnerabilidad; y este año también mitigar la situación provocada por el Covid-19.

El confinamiento y el distanciamiento social para reducir la tasa de contagio han provocado un aumento de las dificultades de las personas mayores en aspectos clave como son la actividad física, la accesibilidad digital y las relaciones sociales, así como un aumento de la soledad no deseada, que repercute directamente en su bienestar psicológico.

Para hacer frente a la situación, se han seleccionado un total de 53 proyectos que atenderán a 12.467 mayores y, en algunos casos, también a sus familias. La mayor parte pretende favorecer la autonomía personal y el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana; prevenir el deterioro cognitivo y favorecer el bienestar emocional; combatir la soledad no deseada, el aislamiento social y digital; e intervenir en situaciones de vulnerabilidad para este colectivo.

Discapacidad y trastorno mental

La segunda línea de actuación, destinada a personas con discapacidad o trastorno mental, prioriza las propuestas de empoderamiento personal y social; potencia las acciones de atención y capacitación para las actividades de la vida diaria; promueve el apoyo psicosocial a las personas y a sus familias; y presta especial atención este año a los obstáculos que el Covid-19 ha supuesto para estos colectivos.

La crisis derivada de la pandemia ha dificultado los procesos de inclusión y de mejora del bienestar de este colectivo, con consecuencias como la disminución de relaciones sociales y la pérdida de las rutinas de las actividades de la vida diaria. Esto ha supuesto un aumento de su vulnerabilidad que ha de abordarse en muchos casos desde una perspectiva interseccional (discapacidad, género, edad, situación socioeconómica, identidad cultural, entre otras).

De esta manera, los proyectos seleccionados han sido 143 y beneficiarán a 26.288 personas.

Proyectos seleccionados

Uno de los ganadores ha sido la Federación extremeña de asociaciones de fibromialgia, sensibilidad química múltiple y síndrome de fatiga crónica, con el proyecto 'Creciendo juntos', centrado en la intervención psicosocial en personas con estas dolencias. Esta entidad recibirá un montante de 10.000 euros.

Las actividades se centrarán en el apoyo social a través de discusiones, intercambiando información y experiencias. El fin es crear un espacio donde las personas afectadas y sus familiares se sientan comprendidos, escuchados y apoyados. Además, se llevarán a cabo talleres de empoderamiento y autonomía personal y, habilidades sociales y estrategias de convivencia, en cuanto a la resolución de conflictos, comunicación y control emocional.

Médicos del mundo Extremadura han sido los otros seleccionados. En este caso se la han concedido 18.110 € para que puedan 'Mejorar la calidad de vida de personas mayores de 65 años del barrio de San José, Almendralejo (Badajoz)', ya que esta ha sido su propuesta.

Para el desarrollo del proyecto, en una primera fase, se elaborará un diagnóstico de la situación y el análisis de necesidades de las personas mayores, así como del tejido comunitario y de convivencia del barrio, para detectar los activos y potencialidades del barrio para mejorar la vida de las personas mayores del generando y contribuyendo a procesos comunitarios desde un enfoque de derechos, interviniendo con las diferentes titularidades e incorporando las herramientas e instrumentos reflejados en las guías de enfoques antropológico, medioambiente y género.