https://static.hoy.es/solidario/menu/img/solidario-extremadura-solidaria-desktop.jpg

Hoy

Cuatro comedores sociales de la región, con más 'alma' gracias a Fundación 'la Caixa'

Los 35.000 euros que aportará la entidad permitirán atender diariamente a más de 500 personas

REDACCIÓN

CaixaBank y Fundación 'la Caixa' iniciaron en 2014, en la delegación territorial de Andalucía Occidental y Extremadura, el proyecto 'Comedores con Alma'. Desde entonces, han aportado más de dos millones de euros a más de una treintena de comedores beneficiarios, que se encargan de atender a personas en situación de vulnerabilidad en las provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla, Cáceres y Badajoz.

En la región extremeña, son cuatro los comedores sociales que reciben la colaboración de la entidad: el comedor Virgen de la Acogida, en Badajoz; el de Obra Social 'La Milagrosa', en Cáceres; el Beato Padre Cristóbal de Santa Catalina, en Mérida; y el que gestiona la asociación Zafra Solidaria en la ciudad segedana.

Fundación 'la Caixa' destinará este año ayudas por valor de 35.000 euros a estas cuatro instalaciones extremeñas, una cuantía que les permitirá seguir atendiendo a más de medio millar de personas diariamente. En total, entregarán 538 comidas al día, más de 195.000 en todo el año, y lo harán a familias extremeñas que carecen de los ingresos necesarios para cubrir la alimentación básica de sus miembros.

Las entidades beneficiarias son de Badajoz, Cáceres, Mérida y Zafra

Al inicio de la crisis sanitaria, CaixaBank decidió reforzar el apoyo a los comedores sociales con los que colabora a través de la aportación económica de la Fundación 'la Caixa'. Muchos de estos comedores han tenido que readaptar su labor diaria mediante el incremento de entregas a domicilio y reparto de alimentos en las puertas de los comedores, dado que se han mantenido cerrados al público para evitar contagios.

Es el caso del comedor Virgen de la Acogida de Badajoz, que gestionan las Hijas de la Caridad. Esta entidad destina la aportación de Fundación 'la Caixa' a la compra y reparto de alimentos en crudo. En 2020, vio incrementar el número de familias que acudieron a sus instalaciones hasta las 188 a lo largo de todo el año, respecto a las 72 de 2019. La cifra se duplicó a causa de la pandemia.

Según la trabajadora social del comedor, Soledad Velázquez, aumentó principalmente la proporción de familias migrantes, sobre todo aquellas a las que se les ha denegado la protección de asilo internacional.

Foto de archivo del comedor Virgen de la Acogida de Badajoz. / Hoy

Para acceder a los servicios que ofrece la organización solidaria, el personal realiza un trabajo previo para valorar y evaluar la necesidad real de cada familia, en el que incluye varias entrevistas, petición de documentación y hasta visita al domicilio. Una vez aceptada la solicitud, los beneficiarios tienen a su disposición los alimentos y son ellos los que deciden qué prefieren escoger. «Para evitar el desperdicio, no obligamos a nadie a llevarse ningún producto concreto, porque nos hemos dado cuenta de que a veces en realidad no los quieren y hacen un mal uso de él», explica la trabajadora social.

La campaña 'Ningún hogar sin alimentos' complementa la labor de 'Comedores con Alma'

Ella se muestra muy agradecida a Fundación 'la Caixa' y explica así cómo se utiliza la aportación económica que recibe: «Nos entregan una tarjeta que nosotros utilizamos para comprar los alimentos que más necesitamos. Es una ayuda que nos viene fenomenal. Gracias a ella podemos repartir con regularidad carne, pescado, fruta, verdura... Este año hemos metido también productos de limpieza, porque era una demanda que nos hacían las familias».

Comedor social de Mérida

Por su parte, el comedor social Beato Padre Cristóbal de la capital extremeña es otro de los beneficiarios. En estos momentos, debido a la reducción de aforo, pueden dar de comer a 25 personas todos los días. Sin embargo, uno de los principales problemas que tienen actualmente es la escasez de voluntarios. Antes de la pandemia, se repartían las tareas entre 45, ahora solo pueden asistir poco más de una decena por culpa de los horarios.

En palabras de Maria Jesús Catalá, directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental y Extremadura, «el apoyo a los más vulnerables es siempre importante, pero es en momentos críticos como los que hemos vivido este último año cuando puede aportar mayores beneficios. Como banco socialmente responsable, CaixaBank, con el apoyo de la Fundación 'la Caixa', vamos a estar cerca de los que más lo necesitan con campañas como la de 'Ningún Hogar sin Alimentos', actualmente en marcha y que viene a complementar la labor desarrollada por Comedores con Alma».