Cincuenta vinos por cinco euros

Juan Barrero en su establecimiento de Badajoz./HOY
Juan Barrero en su establecimiento de Badajoz. / HOY

La II Cata Solidaria se celebrará el 7 de noviembre en Badajoz

J.R. ALONSO DE LA TORRE

El año pasado, colaboraron 33 bodegas y este año serán 50 más dos bodegas de cerveza (La Bicha y Ballut), los cavas Vía de la Plata, Juve & Camps y Moët & Chandon, el jamón hecho arte de Pepe Alba y los chocolates Lindt.

El miércoles 7 de noviembre, se celebrará en el hotel Zurbarán, entre las once de la mañana y las nueve de la noche, la II Cata Solidaria de Badajoz. La organiza La Bodega de Santa Marina, participa activamente el Banco de Alimentos de Badajoz y la entrada es un donativo de cinco euros cuyo destino es, como el nombre del evento indica, la solidaridad.

Resumiendo, por cinco euros, además de colaborar con esa institución tan respetada y necesaria como es el Banco de Alimentos, se podrá disfrutar de una cata única en la que se podrán probar los vinos más atractivos de España, desde los de bodegas Arzuaga hasta los de Dehesa de los Canónigos pasando por Luis Cañas, Pesquera, Cune, Marqués de Murrieta, Martín Códax, Pago de Carraovejas y Pago de los Capellanes, Protos y una lista interminable en la que están recogidos los mejores tintos, rosados y blancos españoles. No faltan los vinos extremeños de calidad como los Alaude, los Habla, los Coloma, los Carlos Plaza o los Virgen de la Estrella.

Además, colabora una larga lista de establecimientos comerciales y de hostelería de Badajoz en uno de los eventos solidarios con su punto festivo y gastronómico más importantes del año. La iniciativa, que en tan solo dos años se ha consolidado y que, de seguir a este ritmo, acabará convirtiéndose en la cata de vinos solidaria más importante de España, es fruto de la imaginación, siempre alerta e incansable, de un hombre a quien el mundo del vino y la ciudad de Badajoz le deben mucho. Me refiero a Juan Barrero, que desde su Bodega de Santa Marina no solo ha guiado sutilmente por las complicadas y apasionantes sendas del vino a tantos extremeños, sino que busca la manera de articular eventos y llevar adelante iniciativas que aúnen el descubrimiento de las sensaciones con las ideas, los proyectos y las realidades tangibles. Y así nació esta cata solidaria, que muestra lo último en vinos, que refrenda lo clásico en vinos, que marida esos vinos con los sentimientos más nobles.

No es fácil salir adelante en el mundo de las enotecas. Es un sector comercial muy delicado y he visto estrellarse contra la realidad del mercado a muchos emprendedores que mimaban cada botella, la conservaban perfectamente para el cliente, en el ambiente y la temperatura que cada caldo precisaba, pero que luego se daban de bruces contra unos hábitos de consumo que prefieren la comodidad de llenar el carro como si un bote de detergente y una botella de crianza exigieran el mismo mimo en la conservación.

Por eso, el éxito de Juan Barrero, consolidado en su Bodega de Santa Marina y convertido en referencia regional, tiene más mérito. Juan empezó trabajando como botones en la joyería Doblas del Paseo de San Juan, después fue empleado de Gallina Blanca para acabar, a los 27 años, como distribuidor de estos productos en Badajoz y provincia.

En 1983, Juan Barrero entró en el mundo del vino representando en Badajoz las Bodegas Torres y será en 2007 cuando inaugure su enoteca de la avenida de Santa Marina. Desde entonces, no ha parado de crecer hasta convertir la ciudad de Badajoz en una de las plazas más importantes del panorama vitivinícola español. Ha conseguido que el vino blanco fresco aguante el empuje de la cerveza en verano y ha logrado el curioso récord de que la capital pacense sea la ciudad española donde más Protos Verdejo se vende.

La guinda a una carrera de resistencia es la iniciativa de estas catas solidarias, ya consolidadas y convertidas en otra demostración palpable de que en Badajoz, cuando alguien lidera un empeño colectivo que merece la pena, la ciudad responde y, tras ellas, las empresas. Así que ya saben: la cita y la cata dentro de una semana: el miércoles 7 de noviembre.

Temas

Badajoz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos