«Estuve muy mal, pero me dije: ¿Quieres seguir con esto o arreglar tu vida?»

El equipo de trabajadores y voluntarios en una foto de familia junto a la puerta del centro. :: c. moreno/
El equipo de trabajadores y voluntarios en una foto de familia junto a la puerta del centro. :: c. moreno

El Centro Hermano de Badajoz celebra una jornada de sensibilización para dar visibilidad a las personas sin hogar

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Tiene 27 años, modales exquisitos y una capacidad innata para trabajar de cara al público. Aprendió el oficio de comerciante en un negocio familiar. «Entraba a las 9 de la mañana y llegaba a casa a las 11 de la noche, no tenía vida», rememora.

En esa época acostumbraba a salir con cuatro amigos. «Todos consumían pero yo no, me daba como miedo. Pero una Nochebuena me pasé un poco con la bebida, me insistían tanto que al final consumí una raya de cocaína. Ese día salí porque me encontraba alegre».

Más información

«Al principio fue algo esporádico: Nochevieja, carnavales... Un día fui a casa de un colega que vendía. Consumí de nuevo y vi como que se solucionaba mi problema. Fui a más y comencé a consumir casi a diario», prosigue mientras permanece sentado en el recibidor del Centro Hermano de Badajoz.

No tiene problema en facilitar su nombre, ni en hablar de sus orígenes. Pero prefiere ser discreto para no condicionar su futuro. «Estuve un año en el Cedex deintoxicándome. Pero la inesperada muerte de un primo me creó una ansiedad increíble. No salía a la calle, consumí otra vez y al final me fui de casa».

Su caso, más frecuente de lo que se imagina, es muy parecido al de muchos de los usuarios que se alojan estos días en el Centro Hermano para transeúntes de Badajoz. «Los que aquí acuden normalmente no traen un solo problema, sino un cúmulo de circunstancias. Hay inmigrantes, casos de violencia de género o familiar, enfermedades físicas, toxicomanías, personas con rentas bajitas a las que después de alquilar una habitación se les acaba el dinero...», confirma Sara Flores Ventura, directora desde 2013 de este centro de Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz.

Sólo este año han atendido a 345 personas. Entre ellas, el chico que comenzó a consumir cocaína un día de Nochebuena. «Llegué a este centro asustado -reconoce-, pero cuando vi cómo funcionaba cambió mi imagen. Te das cuenta de que aquí hay gente con una vida complicada que necesita ayuda y eso te remueve los sentimientos».

Ahora que no consume, lo ve todo claro. Pero cuando se marchó de casa no era consciente de haberse convertido en uno de los sintecho a los que Cáritas recuerda cada año el último domingo de noviembre. «Estuve muy mal. Pero un día, en Salamanca, cuando iba a lavarme la cara vi en el espejo el aspecto que tenía y me dije: ¿quieres seguir con esto o arreglar tu vida?».

Frases de este tipo escucha casi a diario Ángel Espada, que comenzó a trabajar como voluntario en el centro de transeúntes cuando se prejubiló en el Ministerio de Defensa. «Tuve una entrevista y me derivaron a las tres viviendas que tiene Cáritas en Badajoz. Mi misión es asistir con cierta regularidad a los pisos para preocuparme de las necesidades de cada uno de ellos: un día vamos a por ropa, otro a por comida... Pero sobre todo lo que más valoran es que los escuchemos».

Ayer, antes de asistir a la jornada de puertas abiertas que se celebró en el Centro Hermano, Ángel Espada acompañó a varios chicos a tomar un café con churros. «En nuestro centro tenemos entre 15 y 20 voluntarios -valora la directora-. Ellos llegan donde el equipo técnico no puede. Sobre todo hacen tareas educativas, de acompañamiento médico o los llevan a realizar gestiones administrativas. También hay voluntarios que llevan los talleres de teatro, cocina y manualidades. Otros que vienen a pasear con los chicos que no pueden salir solos».

'Estoy tan cerca que no me ves' es el lema de la campaña de personas sin hogar que desarrolla Cáritas estos días. Una frase con la que pretende dar visibilidad a este colectivo para que la sociedad no los olvide.

Temas

Badajoz
 

Fotos

Vídeos