Diez años dedicados a los niños con autismo

Escolares del Donoso Cortés representan el mensaje del día internacional del autismo. :: lorenzo cordero/
Escolares del Donoso Cortés representan el mensaje del día internacional del autismo. :: lorenzo cordero

Educación quiere seguir sumando centros a los nueve que ya cuentan en la provincia con clases para alumnos del espectro autista El colegio Donoso Cortés celebra la primera década de su aula TEA con motivo del día internacional de este trastorno

LAURA ALCÁZAR CÁCERES.

Durante el curso 2008-2009, el colegio Donoso Cortés de la capital cacereña implantaba el aula especializada TEA, un recurso educativo pionero en ese momento en los centros escolares de la provincia de Cáceres. El aula venía a cubrir las necesidades especiales del alumnado con trastorno del espectro autista (TEA), facilitando su escolarización y normalizando de este modo su integración con los compañeros y profesores.

Coincidiendo con la jornada de sensibilización del Día Mundial del Autismo, el colegio celebró ayer el décimo cumpleaños del aula con una actividad en la que los protagonistas fueron sus alumnos. Los 204 escolares de Educación Infantil y Primaria representaron en el patio del centro el lema del aniversario, 'Tal como somos', y el corazón que simboliza el autismo, todos vestidos con camisetas y gorras azules, rojas y amarillas, en alusión a los colores que dan visibilidad a este trastorno del neurodesarrollo. La canción 'Mensajes del agua', de Macaco, puso música al lema del aniversario con la letra: «Somos una marea de gente, todos diferentes remando al mismo compás».

El aula TEA se estrenó en un principio con escolarización combinada, es decir, los niños con autismo acudían al Donoso Cortés desde sus propios centros una o dos veces por semana para recibir una atención más personalizada en función de las necesidades de cada uno. Tras este período inicial, el colegio empezó a escolarizarles con inclusión total. Hoy, son seis los alumnos de entre cuatro y diez años con trastorno del espectro autista matriculados.

Leticia Generelo es madre de uno de ellos, Jorge, de 8 años. El pequeño llegó al Donosó Cortés con tres. Para esta madre el primer año fue el más duro. «Me enfrentaba a cosas que no sabía, Jorge venía sin hablar de casa y la implicación del colegio fue total», agradeció. Lo importante en casos como el de su hijo es que exista una coordinación entre la familia, el colegio y las terapias que los niños reciben fuera del centro «y esa siempre la hemos tenido», asegura. Su hijo asiste a terapia ocupacional e integración sensorial en Divertea y a psicología en Aftea, y recibe clases de apoyo escolar adaptadas en Psicoeduca.

El Donoso Cortés ha mantenido durante estos diez años su posición de referencia en la provincia. «Siempre han contado con nosotros a la hora de abrir el aula en otros colegios», manifestó con orgullo su directora, Isabel Agúndez. El desarrollo educativo de estos escolares ha sido «muy bueno», dijo. Dos de ellos están hoy integrados en distintos institutos de la ciudad. «En estos diez años, que se han traducido en respeto, alumnos y profesores hemos aprendido a convivir con estos niños», valoró.

El centro escolar, que está inmerso en el proyecto Erasmus Plus financiado por la Unión Europea, participó la semana pasada en una reunión de aprendizaje en el colegio 'Stevi Nicola' de la ciudad búlgara de Stara Zagora, junto a representantes de otros socios adheridos al proyecto procedentes de Italia y Polonia. Según la directora, tanto la dirección del colegio búlgaro como la propia alcaldesa de la ciudad mostraron su interés en conocer el funcionamiento del aula TEA del centro cacereño. «Vendrán en junio a la última reunión y quieren tomar ideas para crear un aula similar a la nuestra y dar respuesta a los niños con autismo de su ciudad», reveló.

Aulas especializadas

La provincia tiene en la actualidad nueve aulas TEA y cinco Aulas Abiertas Especializadas, una cifra que desde la consejería de Educación quieren incrementar, según avanzó la delegada provincial, María Luisa Guillén, presente en los actos conmemorativos del centro. En la ciudad, los colegios Moctezuma, Extremadura y Castra Caecilia también cuentan con el aula. Guillén recordó cuando, siendo inspectora de educación del Donoso, la convocaron a la reunión para abrir el aula. «No fue nada fácil en aquel momento, había reticencias y miedo, y hoy me alegro de que hayan pasado diez años con tantísimo éxito», manifestó.

Por otra parte, la Asociación de Familias de Personas con TEA (Aftea) celebró ayer varias actividades infantiles en el Paseo de Cánovas para reivindicar la visibilidad de las personas con autismo. El colectivo ofreció chocolate con churros y los niños disfrutaron juegos populares, cuentacuentos, talleres de pintacaras y un castillo hinchable. El Ayuntamiento también se sumó al Día Mundial del Autismo iluminando anoche su fachada en color azul en solidaridad con las personas TEA y sus familias. La iniciativa, promovida por el movimiento asociativo del autismo, se llevó a cabo en edificios emblemáticos de toda la geografía española.