Cruz Roja Almendralejo reparte tres juguetes a cada uno de los 143 niños de familias desfavorecidas

Ángela Sánchez (izq) junto a otros voluntarios de Cruz Roja preparando juguetes./G.C.
Ángela Sánchez (izq) junto a otros voluntarios de Cruz Roja preparando juguetes. / G.C.

En esta campaña han participado durante todo el año 15 voluntarios, aunque este número aumentó la noche del 5

GLORIA CASARESAlmendralejo

Ningún niño debe quedarse sin juguetes en una noche mágica como la de los Reyes Magos, independientemente de que pertenezcan a familias que atraviesen dificultades económicas. Por este motivo, este año, gracias a la generosidad de empresas y vecinos de Almendralejo y al trabajo de muchos voluntarios, 143 niños de familias con pocos recursos recibieron regalos de manos de Cruz Roja.

Después de casi todo un año recibiendo juguetes en la asamblea local de esta oenegé, dejaron todo preparado para una de las citas más emotivas de su calendario de actividades, la noche de los Reyes Magos.

Los niños pertenecen sobre todo a familias de Almendralejo, aunque también los hay de Torremejía y de Fuente del Maestre. «Estamos intentando terminar la campaña, porque son muchos niños. Pero hemos intentado, y lo hemos conseguido, darle tres regalos a cada uno», apuntaba la presidenta de la Cruz Roja, Ángela Sánchez.

«La verdad es que nos hacían falta regalos y estábamos hablando de cómo financiarlos para poder darle tres a cada niño. Al final hoy hemos estado todavía recogiendo más juguetes y nos ha venido genial para lograr el objetivo», confesaba.

Las últimas donaciones recogidas han sido las del Extremadura UD y dos empresas más, una de ellas la residencia Comser.

Además, el Ayuntamiento ha aportado parte de los juguetes, material deportivo y alimentación infantil a través de la plataforma de asociaciones solidarias de la localidad. A esas empresas y entidades se unen otras como el Club Balonmano Almendralejo, la formación política Ciudadanos, una empresa de organización de eventos (Always Creativity) y el grupo Asal.

A esas donaciones se unen las que han realizado los almendralejenses en las distintas campañas en colegios e institutos y los que ha aportado Cruz Roja de sus fondos propios. «Algo a destacar es que este año todos los juguetes son nuevos», señala.

Bebés de dos meses

En esa campaña de organización de Cruz Roja han participado durante todo el pasado año 15 voluntarios, aunque en la noche del día 5 tuvieron que ser algunos más los que colaboraran para poder repartir los juguetes por los hogares de todos los niños a tiempo.

Estos niños son los pertenecientes a las familias que se benefician del programa de alimentos de Cruz Roja en Almendralejo durante todo el año.

Es el caso de dos bebés de dos meses, que han nacido en el seno de una familia desfavorecida económicamente, pero que también recibirán unos pequeños juguetes como señal de que la magia de la Navidad sigue existiendo.

«Otros años también hemos dado juguetes a otros niños que nos han derivado desde los Servicios Sociales, pero al ser tantos pequeños, este año no hemos podido», afirma Sánchez.