El comedor social de San Vicente de Badajoz pide ayuda para pagar una furgoneta

Los voluntarios usando la nueva furgoneta./José Vicente Arnelas
Los voluntarios usando la nueva furgoneta. / José Vicente Arnelas

Han tenido que comprar una después de que antes del verano les robaran la que habían recibido del Banco de Alimentos

ROCÍO ROMEROBadajoz

Necesitan ayuda. El comedor social de San Vicente de Paul, ubicado en la calle San Pedro de Alcántara, pide a los pacenses que le echen de una mano. Se han quedado en las últimas porque han tenido que comprar una furgoneta después de que el pasado junio les robaran la suya.

Hacía poco tiempo que el Banco de Alimentos les había donado ese vehículo. Estaba aparcado en el estacionamiento de la fundación Dolores Bas, en las inmediaciones de la rotonda de Los Tres Poetas, el 12 de junio. Las imágenes grabadas por una cámara muestran que un hombre logró abrir la puerta del estacionamiento con un mando, entró, esperó a que otra persona que paseaba unos perros por la calle se marchara, cogió la furgoneta y se la llevó. El reloj marcaba las 00.30 horas en el vídeo y el vigilante del aparcamiento no encontró la puerta forzada a la mañana siguiente.

La furgoneta estaba rotulada, así que quien se la llevó sabía que estaba robando al comedor social. La Policía ha investigado y no han dado con ella. Recibieron algunas llamadas ubicándola en Portalegre, pero ni los agentes españoles ni los portugueses la han encontrado.

El comedor ha tirado hacia adelante este verano con la ayuda del Banco de Alimentos, que les ha cedido un vehículo de forma provisional. Pero ellos saben que el banco también lo necesita. Por eso decidieron comprar una de segunda mano a mediados de septiembre. Les ha costado 10.600 euros y ahora necesitan recuperar ese dinero para seguir funcionando.

El presidente de este comedor es Antonio Tena, quien indica que han recibido aportaciones, tanto de bancos como de particulares, pero que no han llegado a cubrir la cantidad. Por eso han usado parte de las subvenciones públicas que han recibido para su funcionamiento y ahora quieren reponer los fondos para poder atender a sus usuarios con normalidad.

Ayuda fundamental

La furgoneta es fundamental para recoger pedidos y aportaciones. La necesitan, además, rotulada para que se identifique y la policía no les multe. En su puerta pueden aparcar hasta las 13.00 horas para descargar. A partir de esa hora está prohibido.

A este centro acuden entre 50 y 60 personas cada día para almorzar caliente y llevarse la cena fría, normalmente bocatas y fruta. En sus mesas la gente cambia de forma constante. La mayor parte son personas en riesgos de exclusión social que encuentran en el comedor su único medio. En los últimos meses han atendido, también, a un par de matrimonios que se quedaron sin trabajo y carecían de derecho a paro porque no habían cotizado.

El comedor pertenece a la Asociación Internacional de Caridad, con sede en Madrid, pero funciona de forma independiente. Tienen dos empleadas: una cocinera y una trabajadora social. El resto del trabajo, que es mucho, lo desarrolla una treintena de voluntarios.

Estos que trabajan de forma desinteresada gestionan las comidas y el servicio de ropero, donde distribuyen ropa para adultos y niños. Los interesados en colaborar pueden llevar prendas y zapatos, así como toallas, ropa de cama y productos de higiene.

Para colaborar:

Cuenta bancaria: ES3320854500730330228444. Ibercaja. Se puede colaborar de forma puntual o de manera fija.

Teléfonos: 697544680 y 924031144.

Dirección: C/ San Pedro de Alcántara, 3. Abierto de 08.00 a las 15.00 horas de lunes a sábado.

Aportaciones: Latas de conserva, productos frescos y de higiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos