El centro Alcazaba de Mérida también tendrá bucles magnéticos para personas con discapacidad auditiva

Centro Cultural Alcazaba de Mérida./J. M. Romero
Centro Cultural Alcazaba de Mérida. / J. M. Romero

El Ayuntamiento ha iniciado la licitación para el suministro de estos dispositivos en varias instalaciones municipales

M. ÁNGELES MORCILLOMérida

El Museo Nacional de Arte Romano en su salón de actos, taquilla, tienda y audioguías, la Sala Trajano, la Comisaría de la Policía Nacional, algunas consultas del Hospital de Mérida o el centro cultural Santo Domingo son algunos de los lugares de Mérida donde las personas con discapacidad auditiva pueden acceder a la información a través de sistemas de audición como lazos de inducción de audiofrecuencia, conocidos también como bucles magnéticos.

Ahora el Ayuntamiento, en su afán de ser accesible para todos y cumplir con la accesibilidad universal va a tomar medidas en algunas de sus dependencias.

Por eso, anuncia que ha iniciado el procedimiento de licitación, mediante un contrato menor, del suministro de lazo de inducción de audiofrecuencia en varias dependencias municipales. El objetivo es favorecer el acceso a la información a las personas con diferente capacidad auditiva y usuarias de audífonos dentro del Consistorio.

Según el Código Técnico de la Edificación, los espacios con asientos fijos para el público, tales como auditorios, salones de actos, etc, dispondrán de plazas reservadas para personas con discapacidad auditiva y habrá zonas dotadas con bucle magnético u otros sistemas adaptados.

El Ayuntamiento continúa así con la adaptación de los diferentes centros y salas a los requisitos de la Accesibilidad Universal en los distintos grados y especificaciones.

Cada espacio, su solución

De esta manera, según informa el delegado de Urbanismo, Rafael España, se llevará a cabo la instalación de lazos de inducción en varias dependencias.

Este es un sistema que transmite una señal de audio directamente a un audífono. Reduce el ruido de fondo, así como la reverberación y otras distorsiones acústicas que disminuyen la calidad del sonido.

Para ello, explica que se realizará un sistema de bucle magnético que permitirá la comunicación de uno a muchos. Bastará con conectar el amplificador del lazo de inducción al sistema de sonido de cada uno de los recintos.

Con esta medida, se pretende cubrir el Salón de Plenos mediante la adaptación de dos plazas. Para esta sala, el Ayuntamiento ha optado por un amplificador, cuyo bucle recorrerá todo el patio de butacas del público. Los amplificadores irán encajados en el armario de audio.

Hay que recordar que la sala de prensa del Ayuntamiento también se ha hecho accesible para personas con discapacidad auditiva.

Asimismo, se instalará una solución, también mediante lazo de inducción de audiofrecuencia, en el auditorio del Centro Cultural Alcazaba. En este espacio se opta por un transmisor FM portátil con receptores FM portátiles. También se llevará a cabo una solución similar en el salón de actos de la Delegación de Urbanismo.

Este es el siguiente paso que el Consistorio da en materia de accesibilidad después de que se hayan llevado a cabo obras en el edificio principal del Ayuntamiento para instalar rampas, baños adaptados, mostradores de doble altura y pavimentos de acanaladura.

Con la toma de todas estas medias, Jesús Gumiel, presidente de Apamex, dice que el de Mérida es el primer Consistorio de toda Extremadura que ha realizado, al 100%, todas las actuaciones recogidas en el informe de la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex).