El centro de acogida de Mérida atiende a 1.608 migrantes en tres meses

Imagen de archivo de una miembro de Cruz Roja paseando con migrantes menores en Mérida. / HOY

En todo este tiempo 228 voluntarios han participado en las actividades y labores cotidianas que cada día se desarrollan en el CAED

EFE

Cruz Roja ha atendido a 1.608 personas en el Centro Temporal de Acogida, Emergencia y Derivación (CAED) de migrantes de Mérida desde su puesta en marcha hace tres meses, donde el flujo de llegadas se ha reducido en las últimas semanas debido al cambio de las condiciones meteorológicas.

La mayoría de las personas atendidas en el centro, habilitado en el Albergue Municipal Juvenil 'El Prado', son hombres y, en menor medida, mujeres y familias con hijos, según informa la organización en un comunicado.

Proceden de países del África Subsahariana como Mali, Guinea Conakry, Costa de Marfil y Ghana, aunque también han llegado personas oriundas de Eritrea o Bangladesh.

El proceso de atención dura una media de entre cinco y siete días, tiempo en el que se estudia cada caso de forma individualizada.

La «inmensa mayoría» sigue su viaje con destinos a Francia y Bélgica, principalmente, pero también a Alemania o Reino Unido.

De ellos, una treintena personas ha solicitado protección internacional, por lo que a través de la Policía Nacional se desarrolla el proceso correspondiente para gestionar las solicitudes.

En todo este tiempo 228 voluntarios han participado en las actividades y labores cotidianas que cada día se desarrollan en el CAED.

Junto a las áreas de logística, atención sanitaria, traducción, reagrupamiento familiar o atención sanitaria, el ámbito de la atención psicosocial es uno de los «pilares» del centro.

«Intentamos siempre hacer lo mejor para ellos», subraya la psicóloga del CAED Mercedes Santiago, quien explica que desde este área también se trabaja para que las personas entiendan que aún no ha acabado su camino.

Santiago apunta que se les ofrecen consejos y ayuda para puedan tener más herramientas con las que tomar sus decisiones «con total libertad» para empezar una nueva vida.

Destaca además la actitud positiva con la que afrontan su nueva situación pese a las dificultades por las que han atravesado.

«En las entrevistas nos cuentan lo que han pasado en sus países, muchas cosas que ni nos imaginamos», indica en este sentido, y añade: «Luego comienza el camino para buscar una vida mejor pero lo que encuentran son dificultades. A veces nos dicen que si llegan a saber lo que les iba a pasar no hubieran comenzado a caminar, a viajar, para venir aquí».

La psicóloga del CAED considera que «fuerza» y «coraje» son las palabras que mejor definen a las personas que han pasado por el centro en estos últimos tres meses.

Según precisa Cruz Roja, en las últimas semanas se ha reducido el flujo de llegadas de personas migrantes como consecuencia del cambio en las condiciones meteorológicas aunque, no obstante, la actividad se mantiene en el CAED y se están adaptando los espacios interiores a estas circunstancias.

Así, han comenzado ya los trabajos para climatizar los bungalows del albergue ante la llegada del invierno, así como las zonas comunes de las instalaciones y se ha adquirido ropa de abrigo.

El Centro Temporal de Acogida, Emergencia y Derivación cuenta con 194 plazas y es un servicio puesto en marcha con la colaboración de la Junta de Extremadura, la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento.

En las últimas semanas se ha incrementado también la coordinación con los centros de acogida para atender las necesidades de las personas que tienen situaciones de especial vulnerabilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos