José Munuel Calderón junto autoridades y jóvenes en la presentación.

El Campus Calderón promueve los valores del deporte, convivencia y solidaridad en los jóvenes

REDACCIÓN

José Manuel Calderón presentó el pasado martes en la Diputación el XVI Campus que organiza la Fundación que lleva su nombre y que cuenta con la colaboración de la institución provincial. El Campus comenzó el día 10 y se prolongará hasta el 16 de julio.

Participan niños y niñas de entre 8 y 17 años procedentes de distintas puntos de España y también, este año, alumnos de Estados Unidos. El objetivo no es sólo que aprendan y practiquen el baloncesto, sino inculcar valores como la convivencia y la solidaridad.

José Manuel Calderón afirmó que el Campus es uno de los proyectos más importantes de la Fundación. «Cuando era un niño, mi padre me llevaba a campus y allí aprendí baloncesto y a hacer amigos», señaló.

Los chicos disfrutan de diferentes actividades de tiempo libre y acuáticas durante toda la semana, así como cursos y charlas formativas por parte de educadores de la Fundación José Manuel Calderón. «Así se imparten valores de convivencia, humildad y trabajo para ser mejores hijos, hermanos y personas», afirmó el deportista.

Como es habitual, los chicos y chicas residen en la RUCAB y tienen traslados diarios a instalaciones y pabellones con pistas de baloncesto como La Granadilla, Las Palmeras, el Nuria Cabanillas y el Juancho Pérez. Podrán disfrutar también de una jornada en Lusiberia.

José Manuel Calderón afirmó que es probable que haya pocos chicos extremeños en el Campus, pero gracias a esta actividad, se está dando a conocer Extremadura a los familiares de los alumnos que participan en él.

También habló de la importancia de la participación femenina. «Siempre hemos tenido muchas niñas en el Campus y ojalá hubiera más. Es el mensaje que queremos transmitir: el mayor número de igualdad entre chicos y chicas».

El vicepresidente primero de la Diputación, Ricardo Cabezas, incidió en la importancia de lo deben transmitir el deporte y el arte, recordando que su profesión es pianista. «En ambas esferas se trabaja en valores como el compañerismo o la competición sana», afirmó.

También tuvo palabras de elogio para José Manuel Calderón al que describió grande como jugador y como persona».