Campaña veraniega de la Asociación Española Contra el Cáncer

Campaña veraniega de la Asociación Española Contra el Cáncer

El objetivo es informar y concienciar a la población de la importancia de prevenir

REDACCIÓN

En la temporada estival en la que nos encontramos, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) está llevando a cabo campañas de prevención solar con el objetivo de informar y concienciar a la población de las repercusiones que pueden tener las radiaciones solares en la piel, en función de las características de la persona y el tiempo de exposición al sol.

La exposición solar inadecuada produce trastornos en la piel que pueden manifestarse a corto o a largo plazo, entre los que destacan: quemaduras solares, bronceado, envejecimiento prematuro de la piel, hiperqueratosis (engrosamiento de la piel), alteraciones de la pigmentación, como son pecas, lunares o melasmas, y por último, pero no por ello menos importante, el cáncer de piel, relacionado en el 90% de los casos con la exposición al sol.

El principal responsable del cáncer de piel es la radiación ultravioleta recibida de una exposición inadecuada al sol. Aunque se generalice hablando de cáncer de piel, existen varios tipos, entre los que destacan de forma clara, los melanomas y los carcinomas cutáneos. En los últimos años, se está aumentado su incidencia de forma considerable, lo que hace suponer que en hábitos de exposición al sol, protección utilizada y percepción de riesgo se encuentra la clave de que número de casos de cáncer de piel continúe aumentando.

Hoy día se sabe que, el número, frecuencia e intensidad de las exposiciones solares durante la infancia y adolescencia es proporcional al riesgo de aparición de cáncer de piel. Por lo que las quemaduras en la piel debidas a los rayos ultravioletas son lesiones agresivas que de manera reiterada y a largo plazo (20-30 años) pueden derivar en dicha enfermedad. Es fundamental evitar las quemaduras, porque como vemos… ¡la piel tiene memoria!