Una azafata santeña tiende un puente aéreo solidario con Cuba

La joven ha iniciado una campaña para recoger material de primera necesidad y medicinas y llevarlas en su maleta hasta el país caribeño

LUCIO POVES

Bajo el lema SOS Cuba, una azafata de vuelo de Los Santos de Maimona, Mayte Godoy, ha iniciado una campaña de recogida de medicinas y productos de primera necesidad para llevarlos hasta las personas necesitadas del país caribeño. Una especie de puente aéreo solidario. «Vuelo con mucha frecuencia a la Habana por cuestiones de trabajo y siempre llevo en mi maleta algunas cosas de primera necesidad que entrego a familias que se encargan de hacerlas llegar a los más necesitados. Ahora, con la pandemia y la revuelta social, se ha agravado la situación y es por eso por lo que me he propuesto llevar en mi maleta mucha más ayuda. La necesidad ahora es mucho mayor», asevera.

Ahora, el material recaudado en Los Santos de Maimona lo van a distribuir, una vez en Cuba, a través de la oenegé 'Hombre Nuevo Tierra Nueva'. «Yo la haré llegar a esta organización y ellos se encargarán de su distribución. También personalmente seguiré llevándola a esas familias con las que tengo conexión y que saben dónde hay más necesidad entre los cubanos».

No se trata de un tema puntual. Este pasado fin de semana voló ya a La Habana y llevó lo que se ha recogido, pero pretende que la ayuda siga durante algún tiempo, «que no sea algo puntual», concluye.

«Debido a la crisis humanitaria que está sufriendo Cuba, decidí iniciar la colecta para llevarla personalmente y entregar lo recaudado a la oenegé y familias cubanas. Cuba siempre ha tenido escasez, pero ahora no tienen nada. He estado hablando con gente de allí estos días y me cuentan que se mueren porque necesitan un medicamento y no lo tienen. Antes de la covid salían a por comida y si no había en un sitio, al final lo conseguían en otro. Ayer una chica me comentó que sufrió quemaduras en la piel tras esperar todo el día en una cola para conseguir un poco de aceite», afirma. «Y lo peor es que al día siguiente debía hacer lo mismo para obtener algo de pollo para su familia», agrega.

«Como hay tanta gente colaborando, he tenido que pedir a mis compañeras que cuando ellas vuelen a Cuba lleven cosas porque yo sola ya no puedo», asegura.

El punto de recogida se ha instalado en la casa de la cultura santeña tras ser autorizada por el Ayuntamiento. El horario de recogida es el mismo que el de apertura de las instalaciones.