Apnasurex promueve la música entre los niños autistas

Jeni Sánchez durante uno de sus talleres. :: hoy/
Jeni Sánchez durante uno de sus talleres. :: hoy

REDACCIÓN

Utilizar la música para fomentar habilidades como el lenguaje, la comunicación interpersonal, la movilidad o mejorar el proceso cognitivo de personas que lo necesiten. Esta podría ser la definición de la musicoterapia. Se trata, en definitiva, de una terapia alternativa y creativa que se ha implantado en asociaciones como Apnasurex.

La asociación de padres con hijos autistas del sur de Extremadura (Apnasurex) cuenta en plantilla con la musicoterapeuta de Fuente del Maestre, Jeni Sánchez Ramos. El pasado verano, ejerció de voluntaria, y fue contratada. Ahora, es una de las coordinadoras de la escuela de verano del colectivo.

«La música estructura cada jornada, es la que marca la bienvenida o la despedida, la que pauta cada día que llenamos con actividades de ocio, y la que sirve también de nexo entre los usuarios», asevera Sánchez.

Para esta fontanesa, la música es útil a la hora de trabajar con personas del espectro autista; que suelen presentar dificultades en el lenguaje o en las relaciones sociales. «La música une, crea vínculos. Mi mayor satisfacción es crear esa conexión», indica.

La escuela de verano supone «un respiro para las familias», y en ella «la música es ante todo factor de diversión colectiva», asegura.