Apnaba sigue a la espera de fondos para construir su nueva residencia en Badajoz

Jornada de concienciación ayer en el Parque Bioclimático. :: Casimiro Moreno/
Jornada de concienciación ayer en el Parque Bioclimático. :: Casimiro Moreno

La asociación de familiares celebró ayer una jornada de concienciación con escolares por el Día Mundial del Autismo

NATALIA REIGADAS BADAJOZ.

Más de 700 escolares de distintos colegios de Badajoz se reunieron ayer en el Parque Bioclimático para saber más sobre el autismo. Fue en la celebración del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, organizada por Apnaba. La jornada fue un éxito, pero un año más los familiares de personas con estos trastornos tuvieron que recordar su cuenta pendiente, que Badajoz cuente con más plazas residenciales y asistenciales.

Apnaba (Asociación de padres de personas con autismo de Badajoz) cuenta con varios recursos para las personas con trastornos del espectro autista, pero reconocen que hay una lista de espera importante. No pueden asumir toda la demanda. Por esa razón llevan años intentando que se construya un nuevo edificio con el que poder ampliar su oferta.

Pedro Trenado, director-gerente de la asociación, indicó ayer que están en una fase crucial para lograr su objetivo. La entidad ha logrado que los Presupuestos Generales del Estado (los que están en vigor) incluyan 300.000 euros para su nuevo edificio. Están negociando el convenio para poner en marcha esta inversión. Irán destinados a crear un proyecto y pagar otros gastos de la obra, como la licencia.

Han logrado 300.000 euros de los Presupuestos Generales para el proyecto, pero el edificio cuesta cuatro millones

Sin embargo, queda pendiente la mayor parte de la financiación. Calculan que necesitan unos cuatro millones de euros para poder edificar su nueva sede. En este punto, Trenado destaca que la Junta de Extremadura tiene voluntad al respecto. «Ellos también se verían beneficiados porque son conscientes de las listas de espera y la necesidad. Saben que hay una necesidad de buscar fondos para plazas residenciales». El gerente de Apnaba añade que no cierran la puerta a que una entidad privada pueda ayudarles, aunque le parece más complicado por la reducción de las obras sociales de las entidades financieras. La clave puede estar en el impulso de las administraciones públicas.

Sin plazas suficientes

En la actualidad Apnaba cuenta con 11 plazas residenciales y 18 en el centro de día. Atiende a 200 personas en la ciudad entre todos sus servicios. Tienen un concierto con el Sepad (Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia). Estas plazas no son suficientes para la demanda que existe en la ciudad y aún menos para la necesidad que calculan que habrá en unos pocos años. Esto se debe a que los pacientes con TEA (trastornos del espectro autista) van envejeciendo, por lo que son más dependientes. También sus parientes se hacen mayores y tienen menos capacidad de cuidarlos. Estos trastornos suponen una dependencia, pero no acortan la esperanza de vida.

En ocasiones, destaca Trenado, a las familias pacenses les ofrecen plazas en otras residencias de la provincia, pero no les interesan porque no quieren estar lejos de sus parientes. Por eso demandan más vacantes en Apnaba.

Las estadísticas apuntan a que uno de cada cien nacimientos serán diagnosticados de TEA. No se sabe con seguridad si se debe que estas patologías se extienden o si es que actualmente se diagnostican con mayor precisión. Los expertos advierten que harán falta recursos para los afectados en un futuro bastante cercano.

Con su nueva sede, Apnaba podrá trasladar allí sus servicios y así ampliar las instalaciones del colegio que tiene actualmente. Y en el nuevo edificio esperan ofrecer 48 vacantes residenciales (ahora son 11) y un centenar de plazas de centro de día (cuentan con 18).

Por lo demás, Apnaba no quiere entrar en el debate que se ha abierto sobre si es mejor ofrecer plazas inclusivas en colegios y otros recursos que no están especializados. «Las familias consideran que hay que ver cada caso de forma individual y no poner etiquetas. No estamos a favor ni en contra. Hay que ver a cada persona», dice Pedro Trenado.

En cuanto a la celebración del Día mundial de Concienciación sobre el Autismo, el director-gerente de Apnaba lo valoró como un éxito y agradeció la respuesta de los colegios. Hubo centros, incluso, que no pudieron acudir por distintas circunstancias, pero que les mostraron sus ganas de colaborar.

El acto contó con la organización de distintos talleres, algunos más lúdicos y otros más formativos para hablar a los menores sobre qué es el autismo. Hubo música y distintas actividades además del color azul que representa este movimiento.

El lema de este año fue '¡Únete con tu infinito!' y se pidió a los participantes que realizasen el gesto del infinito con sus manos. El objetivo de la campaña es lograr que los ciudadanos hagan un gesto por el TEA.

Temas

Badajoz