Una de kas calles acesibles. / HOY

Apamex califica la plaza de los Alfereces como el mejor ejemplo de accesibilidad en el ámbito urbanístico

REDACCIÓN

La remodelación acometida en la Plaza de los Alféreces en Badajoz la ha convertido en todo un ejemplo modélico de accesibilidad en el ámbito del urbanismo, al contemplar todos los requerimientos normativos más actualizados en la materia, por lo que puede ser tomada como referencia para actuaciones similares por parte de los responsables políticos y técnicos municipales de las administraciones locales de nuestra región, en su interés de ganar espacios para los ciudadanos en detrimento de los vehículos.

Destacar que desde Apamex se ha mantenido estrecho contacto con el Ayuntamiento de Badajoz, tanto directamente con el concejal de Vías y Obras, Carlos Urueña, como con sus técnicos municipales, llegando incluso al asesoramiento in situ durante las obras de ejecución. Esto demuestra el interés municipal en contar con todas las pautas establecidas en materia de accesibilidad en el urbanismo, principalmente en lo que suele suponer mayores controversias, como es el caso del pavimento, entre otros aspectos.

En esta plaza se encuentra un amplio plantel de buenas prácticas como los bancos con reposabrazos situados en dirección a la plaza, y bolardos tal y como obliga la normativa (evitando el error habitual de numerosos ayuntamientos de elaborarlos con dimensiones y requisitos no establecidos por norma, y con materiales no adecuados como bolas de granito o similares), el pavimento correcto y debidamente situado, las señales correctas, las anchuras obligatorias en el acerado de las calles que estando en plataforma única permiten el acceso de vehículos, etc.

Desde Apamex se insiste en ejecutar espacios que garanticen los desplazamientos en igualdad de condiciones de todos los ciudadanos por los municipios de la región. Y para ello es clave que las intervenciones se ajusten de forma rigurosa a la amplia normativa vigente, ya que si se obvia buscando la originalidad lo que se logra es vulnerar la legislación y eso además de denunciable es especialmente grave cuando están en juego recursos públicos y derechos fundamentales.