Hoy

Discapacitados muy capaces

Aprosuba 4 estrena centro ocupacional en el polígono industrial San Isidro

Una empleada de Aprosuba 4 manipula una caja para un lote de vino./ R. HABA
DON BENITO
Se aproxima la Navidad. Tiempo de regalos hechos con cariño. Son muchas las empresas que en estas fechas regalan por ejemplo alguna cajita de vino a sus empleados. No reparamos en ello, pero el envoltorio de muchos de esos regalos lleva tanto cariño o incluso más: el que ponen los trabajadores del centro ocupacional de Aprosuba 4.
Buena parte de las cajas de madera de los lotes que regalan muchas empresas en estas fechas están realizadas por personas discapacitadas de Aprosuba 4; en concreto por uno de los talleres que ayer estrenó nuevas instalaciones en el polígono industrial San Isidro. También se hacen aquí algunas piezas de forja que posteriormente adquieren empresas exportadoras del sector de Don Benito. Por eso puede ser que muchos pomos de puerta o utensilios de chimenea hechos en Aprosuba 4 acaben en casas de países árabes, pues es Oriente Medio uno de los destinos de exportación de la forja artesanal dombenitense.
Aprosuba 4 ha ampliado las instalaciones de su centro ocupacional en dos amplias naves del polígono San Isidro cedidas por el Ayuntamiento por un periodo de treinta años. Llevan funcionando desde hace días, pero ayer tuvo lugar la inauguración oficial a cargo del alcalde, Mariano Gallego, acompañado por el presidente de FEAPS, Miguel Ortega, y el presidente de Aprosuba 4, Miguel Ángel García.
En este centro trabajan cuatro monitores de taller y 34 personas con discapacidad intelectual. Se realizan dos actividades, en concreto un taller de madera donde se elaboran diversos material de embalaje y utensilios de madera y otro taller de manipulados de forja y herrería. Además, Aprosuba 4 sigue teniendo su taller de imprenta. Sumando éste a los dos anteriores, Aprosuba totaliza los 55 usuarios trabajando.
Las nuevas dependencias laborales se ubican en unas naves cuya superficie global se extiende a los 300 metros cuadrados.
Por otra parte, también han comenzado a funcionar las nuevas instalaciones del centro de día, que son el resultado de la reforma y adecuación de unos locales de Aprosuba 4 a los requisitos exigidos por el MADEX (Ley Marco de Atención a la discapacidad en Extremadura).
Este centro de día, de unos 200 metros cuadrados, atiende en la actualidad a un total de 32 usuarios con discapacidad intelectual en niveles moderados y severos, y cuenta con un equipo multidisciplinar de 17 profesionales. No obstante, el centro dispone de la amplitud suficiente para 40 usuarios y se halla junto al edificio central de la Avenida de Madrid.
La remodelación de todos estos servicios, que están concertados con la Junta de Extremadura, ha contado con la colaboración de la Fundación ONCE y la Obra Social de Caja Madrid.
Luis Ortiz, director técnico del centro ocupacional, destaca que el objetivo fundamental de estos talleres es la integración. El trabajo en este centro se encuadra en el programas de habilidades sociales que desarrolla Aprosuba y que dispone de apoyo individualizado.
El trabajo en el centro ocupacional es el más integrador, aunque es solo un porcentaje de la tarea diaria para un usuario. Este trabajo se complementa con aprendizaje en el manejo de dinero y nociones en nuevas tecnologías. La jornada es de siete horas diarias, de 9.30 a 16.30, con tiempo para todo, especialmente para este trabajo hecho por unas personas con discapacidad, aunque muy capaces