Hoy

Apamex aplaude la multa de 200 euros por aparcar en plazas de discapacitados

Ocupar una plaza reservada se consideró falta grave

Varios operarios pintan una plaza reservada. / HOY
ESTACIONAMIENTO RESERVADO
La idea persigue acabar con una de las infracciones más comunes en la ciudad. Cada año se ponen más de 700 multas por este motivo. Apamex, la asociación que vela por los derechos de los discapacitados físicos en Badajoz, recuerda que «todavía no se ha encontrado una solución efectiva que solucione el problema».
Por eso abrazan la iniciativa de aumentar su sanción económica. «La gente sólo se conciencia cuando le tocan el bolsillo», cree Jesús Gumiel, responsable de Movilidad de Apamex. Su sentencia se basa en una comprobación empírica: cada vez que la Policía Local inicia una campaña intensiva persiguiendo esta usurpación, se reducen las quejas que llegan hasta la organización.
La segunda fase de esta observación constata que en cuanto la policía se «relaja», la invasión de los estacionamientos vuelve a cotas normales. Las plazas del centro de la ciudad son las que más se invaden. La presión en esta zona provoca situaciones tan surrealistas como que al final el vehículo con la autorización acabe multado por estacionar en doble fila al estar su plaza ocupada.
Aunque aplauden la sanción económica, en Apamex no se resignan a intentar sensibilizar a la sociedad. Desde septiembre y hasta finales de año organizan charlas por varios pueblos de la provincia sobre la accesibilidad.
No solo denuncian que se ocupen las zonas de aparcamientos habilitadas, también intentan que se respeten los pasos de peatones para que las personas con sillas de ruedas puedan acceder sin problemas a las aceras. Acabar con las barreras arquitectónicas de las ciudades y mejorar el acceso a los transportes públicos son otras luchas que también libra la asociación.
Charla
En todas las batalla busca la complicidad social. Por eso mantiene encima de la mesa la propuesta que le hizo en su día al Ayuntamiento de Badajoz para que los conductores multados por ocupar las plazas de discapacitados puedan conmutar su sanción por un curso sobre accesibilidad. «Si un infractor comprueba el daño que hace con su comportamiento no creo que vuelva a repetirlo», espera el representante de Apamex. En la asociación aclaran que el medio centenar de plazas que hay en estos momentos en Badajoz resulta «suficiente siempre que se respeten».