10.000 personas discapacitadas acuden al chalé de la Diputación de Badajoz en Chipiona

Gallardo, con uno de los usuarios. :: hoy/
Gallardo, con uno de los usuarios. :: hoy

REDACCIÓNBADAJOZ.

Alrededor de 10.000 personas, la mayoría de ellas con discapacidad, han podido disfrutar, desde 2008, de las vacaciones de verano en Chipiona (Cádiz) gracias al convenio entre la Diputación de Badajoz y Plena Inclusión de Extremadura, por el que la primera cede la vivienda 'Villa Conchita' a la asociación.

El presidente de la institución provincial, Miguel Ángel Gallardo, destacó que estas iniciativas ponen en valor la política como instrumento, al mejorar la vida de la gente y hacer felices a las personas con discapacidad, muchos de los cuales han podido ver el mar por primera vez.

La temporada de vacaciones se desarrolla desde principios de mayo hasta el Puente del Pilar de octubre, aunque este año la demanda ha hecho que se amplíe hasta los últimos días del mes, según detalló la Diputación.

Por la casa pasan grupos de un máximo de 30 alojados entre personas con discapacidad intelectual y profesionales de apoyo, en una estancia habitual de una semana en la que tienen la oportunidad de disfrutar de ocio en un ambiente marítimo.

Durante estos once años, las condiciones de la casa han evolucionado y mejorado para adaptarse a las especiales características de los usuarios.