Hoy

Alumnos del IES Joaquín Sama y Adisanvi se unen para gritar ‘Si se quiere se puede’

video

Un momento de la grabación del video. / IES Joaquín Sama

  • Estudiantes del ciclo de Atención a Personas en Situación de Dependencia y los usuarios de la Asociación de Discapacitados Intelectuales de San Vicente de Alcántara graban un vídeo para lanzar un mensaje de superación e inclusión social

Los alumnos de ciclo formativo de grado medio de Atención a Personas en Situación de Dependencia del instituto Joaquín Sama, de San Vicente de Alcátara, y los usuarios de Adisanvi (Asociación de Discapacitados Intelectuales de la localidad sanvicenteña) han grabado un vídeo para lanzar un mensaje de superación y poner de manifiesto que la inclusión de este colectivo tiene que ser una realidad.

Para ello han contado con la música del grupo ‘El Desván del Duende’. En concreto, con la canción titulada ‘Si se quiere se puede’, un tema que invita a soñar, a vivir el presente, a romper las barreras y a ‘luchar’, sin perder la esperanza, aunque el camino sea duro.

Esta iniciativa se ha puesto en marcha gracias al trabajo que desarrollan los alumnos y el equipo de docentes de un ciclo formativo que cuenta con 2.000 horas lectivas divididas en dos cursos. “Es un ciclo con gran aceptación porque tiene muchas salidas profesionales. Principalmente pueden trabajar en residencias, en centros de día, en centros ocupacionales de empleo y en asociaciones de personas con discapacidad, así como en apoyo domiciliario”, detalla Noelia Rubio, profesora técnica de Servicios a la Comunidad en el IES Joaquín Sama, quien alude al alto porcentaje de inserción laboral. “Toda la promoción que se graduó el pasado año ha estado trabajando. De hecho, muchos de ellos terminan las prácticas y enseguida les llaman para incorporarse a diferentes entidades”.

Precisamente, una de ellas es Adisanvi, asociación con la que suelen colaborar. Nació en abril del 2001 en San Vicente de Alcántara para atender las necesidades del colectivo de discapacitados intelectuales de la localidad, ya que hasta la creación de la misma carecían del apoyo de una entidad que favoreciese su incorporación tanto social como laboral.

“Durante el año académico solemos compartir actividades con sus usuarios. Muchos de nuestros alumnos hacen la formación en el centro de trabajo en esta asociación. Así apostamos por la inclusión y el alumnado conocen la realidad con la que van a trabajar”, destaca Rubio. “Es muy importante que se den cuenta de que este ciclo no sólo se dedica a la asistencia personal, sino que también trabaja el acompañamiento y el apoyo psicosocial y educativo”, añade.

La forma de acceder al ciclo formativo de grado medio de Atención a Personas en Situación de Dependencia se puede realizar por varias vías: haciendo la FP básica, cursando cuarto de ESO o tras superar las pruebas de acceso al ciclo de grado medio.

Además, con estos estudios, cuyo periodo de matriculación es durante el mes de junio, los alumnos pueden acceder a ciclos de grado superior como Integración Social, Animación Sociocultural y Turística, Educación Infantil, Mediación Comunicativa y Promoción de la Igualdad de Género.