Hoy

Se necesitan 40 familias para el programa 'Vacaciones en Paz'

Participantes en la región dentro del programa 'Vacaciones en Paz'.
Participantes en la región dentro del programa 'Vacaciones en Paz'. / HOY
  • Con esta iniciativa, menores saharauis de entre 8 y 12 años procedentes de los campamentos de personas refugiadas de Tinduf, en Argelia, pasan el verano en Extremadura

Se intensifica la actividad del programa 'Vacaciones en Paz 2018', que posibilita la llegada de niños y niñas saharauis durante los meses de verano a toda España, con la incorporación de nuevas familias acogedoras. Sin embargo, aún se necesitan alrededor de 40, según informa FEDESAEX, la Federación Sáhara Extremadura.

Durante su estancia en Extremadura disfrutarán de un programa repleto de actividades, dirigidas a la atención socio-sanitaria y el reforzamiento de sus capacidades socioeducativas e interculturales, entre muchas otras.

Así lleva ocurriendo desde hace más de 20 años. Con esta iniciativa familias voluntarias de toda la geografía española abren sus puertas, sus vidas, y su ilusión a menores saharauis de entre 8 y 12 años procedentes de los campamentos de personas refugiadas de Tinduf (Argelia).

La situación en los campamentos saharauis en Argelia es extremadamente dura durante los meses estivales. De ahí que este programa de sensibilización y educación para el desarrollo consiga además mitigar la realidad de los menores durante ese tiempo. Es una consecuencia inmediata de 'Vacaciones en Paz', que pretende contribuir a una mayor solidaridad y participación de la ciudadanía en la defensa de los Derechos Humanos, promoviendo el compromiso y la solidaridad con el pueblo saharaui.

Según detallan desde FEDESAEX, en estos días se están incorporando nuevas familias acogedoras a las que ya llevan años viviendo esta experiencia. FEDESAEX, que recibe la financiación de la Junta de Extremadura (a través de la AEXCID) y las diputaciones de Badajoz y Cáceres, cuenta con un grupo de trabajo, el Comité Vacaciones en Paz, que se encarga de la formación, el apoyo y la resolución de todo tipo de dudas de las familias, junto con la Delegación Saharaui para Extremadura, y de la preparación de los requisititos administrativos que exige la llegada de las niños.