Hoy
Suárez y Gumiel, en un momento del acto.
Suárez y Gumiel, en un momento del acto. / Apamex

Apamex y FSG trabajan por las necesidades de accesibilidad de la comunidad gitana

  • Las entidades firmaron un convenio centrado en mejorar la calidad de vida de las personas a través de acciones concretas en materia de vivienda, empleo, cultura o educación

Acciones que tienen como eje transversal la accesibilidad al influir de forma directa en materia de vivienda, empleo, cultura o educación, entre otros ámbitos. Estas son las medidas concretas que abarca el convenio firmado por la Fundación Secretariado Gitano (FSG) y Apamex y que tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida de las personas de la comunidad gitana de Extremadura con necesidades de accesibilidad.

La rúbrica al acuerdo la pusieron María Teresa Suárez Vega, directora territorial de FSG en Extremadura, y Jesús Gumiel, presidente de Apamex.

Tras la firma, comenzó la primera acción contemplada en el convenio, que consistió en una formación inicial impartida por los técnicos de la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex), que dirige Asunción Muñoz, a algunos de los profesionales que FSG tiene en nuestra región.

En la formación “participaron técnicos de ambas entidades” y estuvo centrada en el “ámbito de la accesibilidad y la vivienda, con el objetivo de actuar de forma coordinada y desde la suma de esfuerzos”, manifestaron desde Apamex.

Firma del convenio entre ambas entidades.

Firma del convenio entre ambas entidades. / Apamex

Prácticas

En concreto, durante la sesión se desarrollaron prácticas de sensibilización mediante el empleo de productos de apoyo, como sillas de ruedas o bastones blancos, entre otros. Así mismo, se instaló un punto de simulación de bucle magnético, para mostrar el funcionamiento de esta medida de accesibilidad que es clave para las personas con problemas de audición.

Seguidamente, se aportaron nociones básicas sobre accesibilidad universal en la edificación. En este punto se habló tanto de las zonas comunes de los edificios de viviendas como del interior de las mismas. La idea fue que los propios técnicos de FSG detectasen las carencias en esta materia en su trabajo diario con los propios usuarios y puedan asesorar e incluso coordinarse con la Otaex.