Hoy

Campo de trabajo de Placeat en una edición anterior.
Campo de trabajo de Placeat en una edición anterior. / Placeat

Una veintena de voluntarios de varios países participan en el campo de trabajo de Placeat

  • Los jóvenes se acercarán al mundo de la discapacidad a través de la convivencia y el desarrollo de distintas labores junto a los usuarios de la asociación

Una veintena de jóvenes procedentes de distintos países participan en un campo de trabajo que Placeat celebra en la entidad local menor de San Gil, dependiente de Plasencia, donde conocerán el mundo de la discapacidad intelectual desde todas sus vertientes.

Los campos de trabajo son una actividad en la que un grupo de jóvenes se comprometen, de forma voluntaria y desinteresada, a desarrollar un proyecto de trabajo de proyección social en beneficio de la comunidad. De la misma forma, los participantes realizan actividades complementarias de tipo formativo, cultural o de ocio.

Esta iniciativa de Placeat se desarrollará hasta el próximo día 14 en la finca que tiene la asociación en la localidad de San Gil y está dedicada a la integración y normalización de las personas con discapacidad.

Los jóvenes voluntarios proceden de distintos lugares de España, pero también de Francia, Italia y Portugal. Su misión es colaborar con los usuarios para mejorar la calidad de vida de estas personas, que es el gran objetivo que persigue Placeat.

Actuaciones

Durante los quince días que dura la actividad, tanto usuarios como voluntarios realizan trabajos de mantenimiento, de jardinería y talleres, bajo las indicaciones de un equipo de profesionales.

De esta forma, los voluntarios podrán conocer el mundo de la discapacidad intelectual desde todas sus vertientes y trabajar junto a los usuarios de Placeat.

El campo de trabajo de Placeat es todo un referente a nivel nacional, por la integración, la inclusión y la normalización de las personas con discapacidad intelectual.