Hoy

El Instituto Iberoamericano busca mejorar la asistencia a la discapacidad intelectual

Presentación del Congreso Iberoamericano de Cooperación, Investigación y Discapacidad.
Presentación del Congreso Iberoamericano de Cooperación, Investigación y Discapacidad.
  • Se acaba de presentar oficialmente el III Congreso Iberoamericano de Cooperación, Investigación y Discapacidad,que se desarrollará en Mérida a finales de noviembre

Será a finales del próximo noviembre en el Palacio de Congresos de Mérida. Entonces, expertos de España y América buscarán fórmulas para mejorar la atención a personas que tienen discapacidad intelectual. Especialmente a mujeres, inmigrantes y refugiados. El objetivo es poder concretar en un protocolo cómo debe ser esa atención. En definitiva, mejorar la situación actual.

Ese es el fin del congreso que la capital extremeña acogerá en otoño, del III Congreso Iberoamericano de Cooperación, Investigación y Discapacidad, que llega de la mano del Instituto Iberoamericano de Investigación y Apoyo a la Discapacidad Intelectual (Inibedi) y que se presentó el viernes, 14 de julio, públicamente en Madrid, a las 12.00 horas, en la sede de la Secretaría General Iberoamericana.

Un acto en el que participaron, Segundo Píriz, rector de la Universidad de Extremadura; Martín Rivero, coordinador del Área de Cohesión Social y Cooperación Sur de la Secretaría General Iberoamericana (Segib); Antonio Ventura Díaz, vicepresidente ejecutivo del Instituto Iberoamericano de Investigación y Apoyo a la Discapacidad Intelectual; Mercedes Moreno Garro, gerente de Fundhex; y Pilar Villarino, directora ejecutiva del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

Posiblemente, como ocurrió en el último congreso celebrado en Guadalupe, cerca de 200 expertos en discapacidad intelectual de un lado y otro del Atlántico se den cita en Mérida para avanzar en la mejora de la atención a las personas con discapacidad. Un colectivo para el que el Instituto Iberoamericano que han hecho posible la Universidad de Extremadura y otras dos con sede en el Estado de Nuevo León, en México, lleva ya cinco años trabajando. Con estudios, investigaciones y también «con el desarrollo de programas a pie de obra», aclara Antonio Ventura Díaz.

De hecho, detalla que esos trabajos han posibilitado por el momento que «haya unidades específicas en el Estado de Nuevo León que atienden a este colectivo», a personas con discapacidad intelectual que requieren una atención concreta. Por eso el objetivo es continuar mejorándola, para ampliarla a otros espacios de Iberoamérica de la mano «del traspaso de conocimientos de Europa» a esa parte del mundo.

Una transferencia que continuará en noviembre en Mérida como ya ha sido posible en los congresos celebrados anteriormente y con los que seguirán después. No en vano, el Instituto Iberoamericano de Investigación y Apoyo a la Discapacidad Intelectual proyecta ya llevar el siguiente hasta Bogotá (Colombia), para que la atención a la discapacidad intelectual sea cada día más correcta tanto en Europa como en América.